Archive for the ‘Daniela Allel’ Category

h1

Agoreros del pesimismo

mayo 11, 2007

Ven, si ese es el problema cuando uno se queja por todo, aunque tenga la razón. Corre el riesgo de ser tildado de pesimista y señalado con el dedo (índice) por no aplaudir cada nueva metida de patas de los que se ganan el sueldo a cambio de sacar adelante al país. “La gente espera más de todos nosotros”, señaló la presidenta esta semana. Con una mano el corazón le respondo que ya no espero nada de ellos, o por lo menos nada que sea digno de reconocimiento o aplauso.

Las soluciones parche al transantiago no convencen en lo absoluto, considerando que además no solucionan el problema de fondo y el que afecta directamente a los que somos usuarios de él:
LA FALTA DE BUSES!!. A comienzos del año pasado, la discusión era decidir qué hacer con los excedentes del cobre. Si comprar una alcancía de greda en Pomaire y ponerlos ahí, dejarlos debajo del colchón de Andrés Velasco, invertirlos en el exterior… o repartírselo entre ellos (esto no se dijo pero apuesto a que lo pensaron). Cada idea que proponía el común de los mortales era inviable, aludiendo a que era “pan para hoy y hambre para mañana”. Sin pensar en que muchas de las sugerencias más que gastos eran inversiones a futuro. Ahora, sin siquiera haber aparecido en las peores pesadillas de Michelle, se han “invertido” millones de dólares que no sé por qué me da la impresión de que no lograrán revertir el tremendo error que fue el proyecto estrella de Ricardo I. Si hay algo que rescatar de todo esto, es que al menos aprovecharán el vuelito e invertirán en regiones también (era hora ya). No creo que lleguen a construir el puente prometido en un lugar del Sur durante una campaña presidencial, pero al menos que en algo ayude lo que ha significado este despelote en la capital.

Ya, está bien, igual hay cosas positivas: La creación de
la Superintendencia de Obras Públicas. Aunque aún no entra en acción, esperemos que aparte de que velen por el buen funcionamiento de la infraestructura, además tengan un especial cuidado en fiscalizar las platas que van de un lado a otro, porque en dos años más empiezan las campañas políticas… Otro punto importante para todos los chilenos, es que está emergiendo un nuevo movimiento político (con cara de “partido” aunque sus integrantes lo nieguen). El nuevo “Shile Primero”, comandado ni más ni menos que por ex miembros del PPD los cuales prometen una nueva forma de hacer política en Chile. No dan muchas pistas, sólo que por fin se tomarán en cuenta las necesidades de los chilenos y no se pondrán por delante los intereses políticos. Capaz que para el 2009 tengamos tres candidatos peleando el sillón presidencial, habrá que ver qué pasa después de este sábado.

Sí, en realidad me quejo por puras pequeñeces. Estamos cada día mejor.

h1

Concertaciòn… Fin Del Reinado?

mayo 4, 2007

concertacion.png

Siguiendo un poco con lo expuesto por Nacho® en su post anterior, creo que
la Concertación por primera vez en estos 17 años está sintiendo peligrar su reinado -que bien cero aporte ha sido por lo demás-. Entre zancadillas hechas por sus propios partidarios (fracaso del proyecto de depreciación acelerada), estupideces de ellos mismos (nombramiento de
Loreto Ditzel en Chile deportes), casos de corrupción (Chile deportes, EFE, INDAP, etc.), proyectos estrella (Transantiago), y un montón de otros problemillas más, me pregunto si Lagos Jr. podrá seguir empatando estas situaciones con el tan manoseado régimen militar, que ya se ha vuelto la única excusa utilizable para seguir convenciéndonos de que sólo
la Concertación ofrece la democracia tan alicaída por estos tiempos. La verdad es que más allá de tener un gobierno elegido democráticamente, no sé que tanto más podemos acercarnos al verdadero sentido de esa palabra, si como muestra está el tremendo modelito de transportes, que es mil veces peor que el que había antes, y más encima no le preguntaron a nadie antes de ponerlo en circulación. Al menos a nadie de los que realmente lo utilizan.

La verdad es que no era muy simpatizante de Sebastián Piñera hasta hace unos años atrás. Aún recuerdo cuando en la campaña presidencial anterior, y cuando el plazo para la inscripción de los candidatos ya casi vencía, apareció de pronto como la carta de Renovación Nacional dejando a Lavín en la obligación de buscar rápidamente en sus filas a los reemplazantes de los R.N. que debían cuadrarse ahora con el nuevo candidato, el cual de seguro hacía mucho tiempo ya que tenía claro que no sería sólo un espectador más en la carrera por el sillón presidencial. Luego me dije: “hey, así es la política, o crees que esto es el mundo de Bilz y Pap”.

Más allá de todo esto, es indignante ver como algunos miembros de
la Concertación, que tienen la certeza de que seguirán siendo gobierno en el próximo período, ya están enviando mensajes relativos a que ahora le toca el turno a la
Democracia Cristiana. Da igual si la gente ya está hasta más arriba del paracaídas con estos tipos, nuevamente dan muestras claras de que les importa bien poco lo que opine la mayoría del país, ya agarraron el gustito a estar en el poder, y obtener todos los beneficios que eso conlleva, y en cuanto empiece nuevamente la carrera presidencial, los tendremos sacando miles de conejos del sombrero para apernarse por otros cuatro años más.

Lo peor de todo, es que a veces pienso que mucha gente sigue prefiriendo “diablo conocido”, y que cuando llega el momento de hacer la rayita en el voto a la mayoría se le olvida que concertación no es sinónimo de ayudar a la clase media y baja. Sino más bien ayudarse entre ellos mismos a seguir vinculados a organismos públicos, como el caso de los antiguos directores de EFE que ahora prestan servicios en las empresas que deben fiscalizar lo ocurrido en ferrocarriles, y poder dar con los millones de dólares que por arte de magia desaparecieron.

“Bueno, ya el 53% del país eligió a quien quiere por los próximos 4 años, yo ahora me siento a mirar desde la vereda de enfrente a ver si todo lo que brilla es oro.”. Este fue mi comentario en el blog de un amigo en enero de 2006, cuando se vivía la euforia por tener a la primera mujer presidente. Nuevamente me mentí a mí misma porque más allá de si me senté en la vereda de enfrente a mirar, además me he dedicado a alegar todo este tiempo, y a dejar en evidencia la nula capacidad de gobernar que tienen. Ahora juntaré mi dedo medio con el pulgar, cruzaré mis piernas y diré “ohmmmm…” hasta que llegue el 2009. Hay veces en que por salud mental es mejor darle a las cosas la importancia que se merecen.

h1

La justicia tarda… y a veces ni siquiera llega

abril 27, 2007

justicia_lenta.png

En situaciones anteriores ya me lo he planteado, pero sigo con la misma duda: no sé si esto pasa sólo acá en Chile, o es un mal generalizado. Hay cosas tan absurdas que a veces no queda otra que reírse, tal como si fuera un mal chiste o una película de los tres chiflados.

Anda suelto un pedófilo asqueroso, nadie supo que se había escapado hasta después de un mes. También se desconoce si este tipo está aún en Chile o si se escapó a algún país vecino sin que alguien se haya dado cuenta. Cuando fue detenido él mismo reconoció que dudaba si se podría rehabilitar, aunque aseguró que pondría “todo de su parte”. Los mismos especialistas aseguran que este tipo de personas NO tienen remedio, quizás algún delincuente de otro tipo sí con una buena terapia puede que con suerte “vuelva a ver la luz”. Aún así, el presidente de
la Corte de Apelaciones libera de toda responsabilidad a la jueza a cargo de este caso.

Un delincuente fue detenido en un control de identidad… resultó que tenía “apenas” cuatro órdenes de detención pendientes por asaltos con todos los agregados que se le quiera incluir (con intimidación, con violencia, etc etc etc).
¿Qué pasó?, que el juez lo dejó en libertad porque el pobre hombre había sido detenido en forma ilegal, claro, la detención por sospecha hace que algunos sientan que se están pasando a llevar sus derechos constitucionales. Resultado: tenía que presentarse en otra fecha para ser formalizado por sus delitos… por supuesto el tipo jamás apareció.

Casos como estos hay muchos, más de los que todos nosotros quisiéramos. El tema es que por estos días a dos rostros televisivos (no me gusta la palabra “famosos”) les fue negada su libertad bajo fianza por los delitos de fraude al Fisco  y  uso de facturas falsas, pues “son un peligro para la sociedad por la gravedad y el número de delitos que se les atribuye” (¿?). A ver, está bien que si el resto de los mortales declara todos sus ingresos y paga sus impuestos, resulte bastante molesto ver como otros que tienen sus cuentas corrientes bastante más abultadas quieran pasarse de listos y burlar las leyes. Pero me encantaría saber cuál es la vara con la que los jueces miden la peligrosidad de las personas. Porque si bien es cierto los ingresos fiscales van a favor del desarrollo y bienestar del país, me preocupa mucho más que ande un pedófilo o un asaltante suelto, a que un fulano deje de pagar sus impuestos.

No se puede dejar de lado tampoco, que si es por hablar de evasión de impuestos o fraudes al Fisco hay casos muchos más graves que estos. Personas que están metidas en la vida política y que tienen una creatividad increíble para lograr robar hasta que les da tendinitis, y sin embargo los seguimos viendo felices por la vida, sin siquiera una remota posibilidad de que a algún juez se le ocurra pensar en someterlo a proceso.

La justicia es ciega, no me cabe duda… sólo me pregunto si ciega porque no diferencia entre unos y otros… o bien porque ve sólo lo que quiere ver.

h1

Tren al Sur

abril 18, 2007

Y cantaron los Prisioneros, estos fierros van andando, mi corazón está saltando porque me llevan a las tierras donde al fin podré de nuevo respirar adentro y hondo, las alegrías del corazón”. ¿Les suena esto?, claro… es el comienzo de uno de los tantos discursos del ex presidente Lagos cuando nos vendía otra ilusión tal como fue el Transantiago, claro que esta vez era para hacernos partícipes de la maravilla que sería el sistema de ferrocarriles para el sur de Chile.

 

Ente tanto Transantiago, inyección de recursos fuera de planificación, viajes gratis por pases no revalidados, y un sinfín de platas que salen y salen de la alcancía de todos nosotros, queda un poco como anécdota los 600 mil millones de pesos que salieron de nuestro bolsillo para este mega proyecto ferroviario. El tema es que aparte de no ser finalmente concretado, más encima la empresa de ferrocarriles arrastra pérdidas millonarias que han llevado a muchos a pedir su quiebra, pero… ¿Qué pasó con la plata?, buena pregunta. Difícil obtener una respuesta coherente, porque hasta a la misma Contraloría le han obstaculizado su fiscalización incluso acudiendo a la Corte Suprema. O sea…

 

Más de 22 mil facturas extraviadas, licitaciones que no cumplían las mínimas exigencias requeridas, terrenos cedidos sin contratos de arriendos, y una cantidad de irregularidades que en verdad dan para exigir una explicación. Una explicación no sólo a los directivos de EFE, sino que a todos aquellos que tienen responsabilidades ya sean políticas o administrativas. En teoría EFE, en su condición de empresa pública, debiera ser controlada por: Ministerio de Transportes, Ministerio de Hacienda, Ministerio de Planificación, y el Sistema de Empresas Públicas (SEP). Otra pregunta: ¿Alguno de los ministros que estuvo a cargo en su oportunidad, han dado alguna explicación a este supuesto desorden? (con mucha cara de fraude), hasta ahora no se ha visto a ninguno poniendo la cara.

 

Dentro de las ironías de la vida, parte de la Misión que tiene  EFE en su página web dice: “Maximizar el uso comercial y operativo de la infraestructura ferroviaria, los bienes inmobiliarios, la ingeniería y tecnología ferroviaria y demás activos disponibles”. Supongo que no hay que saber sumar dos más dos para notar que acá claramente hay cierta inconsistencia e inconsecuencia con lo que arroja la realidad.  Más gracioso aún es leer la Ley Orgánica de esta empresa… que en uno de los artículos prohíbe a sus Directores “Impedir u obstaculizar las investigaciones destinadas a establecer su propia responsabilidad o la de los ejecutivos en la gestión de la empresa”. La contraloría podría decir mucho al respecto.

 

No sé, creo que esta será un nuevo “Chiledeportes” en donde las platas desaparecen por arte de magia, y muchos se siguen haciendo los desentendidos, ¡¿hasta cuándo?!. Muchos aún esperamos que el principal responsable por lo menos dé una explicación, pero lo más probable es que tengamos que esperar sentados un buen rato más.

h1

Reformas y Modernizaciones

abril 11, 2007

 

 reforma.jpg

Imagen extraída del diario La Nación (04/04/2006)

 

 

Al parecer la presidenta entendió que la modernización de la Concertación, no pasa por poner caras nuevas en los ministerios, como tampoco por la famosa equidad de géneros que se defendió tanto al comienzo. Esto último sólo ocasionó que quizás quedara afuera gente más capacitada para ejercer el cargo, y finalmente algunos cupos fueran completados con gente menos competente que permitiera llevar a cabo el famoso “fifty – fifty”. La lógica es que en los cargos ministeriales lo primordial es tener gente capacitada, con experiencia en la administración pública (lo que a muchos les pasó la cuenta), que tenga claridad de lo que está hablando, y buen manejo político.

 

Lo que la mayoría de los políticos no entiende, es que lo que más nos tiene cansados no es el tema de la “repetición del plato” en sí, sino más bien ver a personajes incompetentes que nadie sabe cuál es el mérito real que los hace estar en estos puestos. Que estamos aburridos de la soberbia de algunos, que aluden a frases tan arrogantes como: “el gobierno puede caminar y mascar chicle”, cuando sienten que son atacados por los constantes tropiezos que han tenido, y que han sido de conocimiento público. De los políticos rancios que argumentan que: “el ministro Viera-Gallo se entregó a los brazos de la Derecha”, luego de ser aprobado por parlamentarios de la Alianza el nuevo Contralor General.

 

Para uno, como ciudadano común y corriente, le resulta más que lógico que quien fiscalice al Gobierno sea en lo posible un ser que no tenga mucha cercanía con éste, pues es la mejor forma de que se eviten episodios de corrupción tan renombrados, como el caso de Chiledeportes, los sueldos ocupados en campañas políticas, y otros más que no vienen al caso de nombrar acá, pero que existen y son una realidad. Al final de cuentas, todos los dimes y diretes tan arraigados en algunos políticos en su mayoría amantes de las cámaras de televisión, son los que a la hora de hablar del caso “reforma al sistema electoral”, los hace ser a todos uno sólo. Se juntan las fuerzas y nadie quiere tocar el binominal en su raíz. ¿Por qué?, porque muchos de estos individuos le deben a este sistemita la posibilidad de estar calentando el asiento en el parlamento. Tanto se limpian la boca y se enrostran unos a otros el no estar abiertos al diálogo, y es lo que les ha permitido ganarse la plata con el menor esfuerzo. Creando comisiones y entrando a la sala a decir presente, para luego salir a ocuparse de sus negocios particulares.

 

En lo personal, creo que el aumento de 20 cupos para diputados no es más que un gasto innecesario. Una forma que tienen de “pololearse” al partido comunista principalmente para cuando sea necesario contar con su apoyo, recordarles que gracias a esta iniciativa tienen representación en la Cámara Baja. Pero de ahí a que sea más representativo para la ciudadanía que valora y aprecia la democracia… lo siento, por ahora creo que hay temas muchos más relevantes en los que invertir los recursos del Estado. Si se busca modernizar el sistema electoral, se debiera partir por su parte más básica, como son los famosos votos impresos en cartón piedra, que poco falta para que en vez de hacer la línea con grafito, sea necesario un cincel y un martillo, y que cuando me ha tocados ser vocal de mesa en las últimos diez años, la cantidad de papeles que hay que llenar le quitan a cualquiera las ganas de cumplir con su derecho cívico. Ni siquiera los $6.000.- de la última elección sirvieron de aliciente. Me corrigen por favor si me equivoco, pero entiendo que en Latinoamérica tenemos el sistema de votación en sí, más arcaico de toda la región.

 

Inviertan recursos en modernizar eso primero, y luego hablamos de pagarle el sueldo (la dieta) a 20 individuos más.

h1

¿Cual es el Rumbo?

marzo 30, 2007

Como lo decía en la anterior entrada, ya ha pasado un año de gobierno de la era Bachelet. Afortunadamente los doce años en el colegio me sirvieron al menos para aprender a sumar y restar, por lo que puedo decir con conocimiento de causa que están quedando sólo tres. Dependiendo del modo con el que se le mire, unos podrían decir ¡tres años todavía!… así como otros podrán lamentarse diciendo que si ya pasó uno, y siendo honestos, fue bien poco lo que se avanzó, a los próximos habrá que ponerle más que energía y ganas si quieren que este cuarto gobierno de la Concertación sea aprobado al menos con nota azul. No olvidar que fue la misma presidenta de la Democracia Cristiana quien dijo que si el Transantiago fracasaba, la probabilidad de un quinto gobierno era casi nula.

Belisario y el Gobierno culpan a los privados de que el modelito de transporte no funcione, pero a ninguno se le ocurre pensar de que el mayor error fue negociar con algunos sectores que ya hace un par de años atrás se había visto envueltos en prácticas mafiosas, como cuando pararon a casi toda la ciudad para probarle al gobierno de ese entonces el poder que tenían. Ahora como premio se llevan casi el 40% de la licitación, y tienen los buses guardaditos hasta cuando el precio del pasaje les sea conveniente para financiar la inversión.

No hay que dejar de mirar hacia el otro lado eso sí. Muchos saben que fue el subsecretario de transportes y director de la CONAMA del gobierno de Lagos quien fue el más majadero con que debían retirarse las micros amarillas de circulación. El mismo que ahora “casualmente” tiene una nueva empresa llamada Transpalitos (qué tierno!) la cual se encarga de reacondicionar estos busecillos de color y luego arrendárselos a los operadores del Transantiago para suplir la falta de buses nuevos. Vaya… vaya… vaya…, veo que acá todos se benefician y como siempre los que pagan el más alto precio son justamente los que eligen a estos pasteles.

Bueno, vuelvo al comienzo (soy media dispersa). Es lamentable que este tema del Transporte, y el coletazo del cambio de gabinete sigan siendo los temas que copan la agenda del gobierno. Ellos no tienen problemas en decir que están trabajando en muchas cosas más que estaban dentro del programa inicial de gobierno de la presidenta. La gran duda que queda es saber si es tan así, son pocos los que se han tomado el tiempo de retroceder la cinta y ver qué es lo que en teoría se iba a hacer durante los cuatro años.

Uno de los puntos no menos importantes era poner en marcha la ley de responsabilidad penal adolescente, es un tema no menor si consideramos que la mayoría de los delitos los cometen menores de edad. Nombrar al nuevo Contralor que es quien fiscaliza al Ejecutivo…y claro, conseguir que le agrade tanto a la derecha como a la Concertación. No dejan de tener razón los vecinos de provincia cuando dicen que Santiago no es Chile, y que el transantiago tiene a todo el mundo hablando de esto.

h1

Fuego Amigo

marzo 23, 2007

Cuando uno de los panelistas del programa Tolerancia Cero dijo a comienzos de 2006 que la peor oposición al gobierno de Bachelet sería la propia Concertación, debo decir que me pareció un tanto exagerada esa aseveración. Si bien es cierto, durante las anteriores administraciones siempre hubo uno que otro que se salía de los esquemas impuestos, pero le duraban poco los cinco minutos de fama. Claro, quizás se refería a que sin ser una oposición como lo que uno entiende por tal, sin duda le darían muchos dolores de cabeza a la nueva presidenta.

Ha pasado recién un año de gobierno de la era Bachelet, y los dichos por aquél panelistas cobran mucha fuerza. Uno de los últimos en hacerse famoso por sus hechos fue el ex Embajador de Chile en Venezuela, Claudio Huepe, que luego de sus desafortunados comentarios en un programa de la televisión venezolana, dejó muy mal parada a nuestra jefa de Estado. Para muchos chilenos puede no haber sido una sorpresa enterarse de los (supuestos) motivos reales que tuvo nuestro país para no apoyar a la candidatura de Venezuela en la ONU, pero qué mal habla de nuestro gobierno el haber inventado una mentira que ni siquiera el vocero se creyó, con tal de no hacer enojar a Huguito .

Según un artículo del Diario Financiero del viernes pasado, Bachelet nombró más embajadores políticos que el gobierno de Lagos. Considerando que la misma presidenta prometió en su campaña que el número de diplomáticos de carrera aumentarían en su gobierno. Quizás el argumento para defender este punto pueda ser que, por ser un cargo de confianza, lo que prima sobre cualquier cosa es la cercanía que represente el “Diplomático” a la hora de ser nombrado. Pues acá estoy en absoluto desacuerdo. Quedó demostrado que, si bien es cierto en la política se deben pagar favores, mantener un equilibrio de nombramientos de partidos, y un sinfín de etcéteras, es más importante aún tener una política exterior de primer nivel, independiente de que la interior esté conectada al respirador artificial.

La malla curricular del curso de Formación para Diplomáticos Chilenos consta de muchas asignaturas, quizás los Embajadores que no son “de carrera” tienen los conocimientos necesarios por los otros Títulos que ostentan con tanto orgullo, pero hay algunos ramos que estoy segura reprobarían sin derecho a pataleo: “Lenguaje y Comunicación” y “Ética y Diplomacia” por nombrar algunos. No por nada se quejan quienes cursan la carrera por algunas de las designaciones políticas: Marigen Hornkohl en Alemania, u Osvaldo Puccio en España. ¿Les suenan estos nombres, cierto?. Creo, como ciudadana común y corriente, que para nombrar embajadores en países con los cuales tenemos un trato casi diario y de cuidado, habría que tener por lo menos la precaución de que el elegido sea alguien competente con el cargo, requisito que se le exige a cualquiera que postule a algún cargo público o privado.