h1

Imagen Pública

marzo 21, 2007

 

 

17 de Marzo. 30.000 personas a coro gritaban en el concierto de Alejandro Sanz en Chile. Claro, es esperable el mar de gritos, pero estos no provenían de feminas con las hormonas por el Olimpo, sino que de una dedicatoria del cantante español: “Le quiero dedicar esta canción a mi gran amigo Iván Zamorano”. Ahí comenzó la destrucción masiva y un entierro público para uno de los más grandes en la historia del futbol chileno. Creanlo. Ni María Magdalena recibió tanta apiedrada como nuestro ex-capitán de la selección.

 

 La asociación de las imágenes, rostro o sonidos a conceptos mayores simplemente es intrinsica en el ser humano, eso lo demostró el armagedón vivido estas semanas por Ivan Zamorano.  Siendo el rostro de la tortuosa y erronea campaña pública y de comunicaciones, nuestro pichichi se ganó un repudio público que simplemente no merece y del cual no tiene culpa alguna. Ahora… ¿Veamos el porque?

 

Nuestra sociedad idealiza imágenes. Una identidad promueve más que una idea. De esta manera muchas tendencias políticas, religiosas, sociales o bélicas no son fuerza alguna y carecen de sentido, hasta que un rostro, un nombre y una voz se identifica públicamente con ella. Sólo basta con pensar en el pasado. La grandeza de Roma sólo tomó sentido con Alejandro Magno. Cuando hablamos de faraones egipcios, decimos Ramses II (siendo que se ha comprobado que era un nombre genérico). Si recordamos el Nazismo, podemos ver que la fuerza inspiradora (omitiendo el desagrado frente a esa tendencia), era la peculiar y energética imagen y carisma discursivo de Adolf Hitler.  De esa misma manera los partidos políticos tienen rostros. Y rostros muy poderosos.

 

Quizás muchos no se han dado cuenta. Quizas todos intentan creer que su opinión es bien fundamentada, pero francamente cuando votamos en elecciones, un 30% de los votantes dicen verse llamados por una buena campaña, pero realmente un 70% es el que compra el sistema. La idea de fondo pierde fuerza y lo que queda grabado en el conciente e inconciente de la persona es ese rostro jovial, confiable o irreprochable. Pero claro, olvidamos al momento que la persona por la que estamos votando no es la ideal.

 

Pensamos recordarla, pero cuando llega el momento de las acusaciones y hay que tomar las piedras, parece que todos hubieramos nacido sin pecado alguno y la prostutita al frente es el lider de turno. Y bueno, ¿Cómo llegamos a esto? Sencillo, tenemos un gran frente de público que no puede recibir educación conceptual, porque los medios se enfocan en bajar la capacidad mental de los usuarios. ¿Por qué reducen tanto el vocabulario? ¿Por qué muestran sólo dinero, joyas y a afroamericanos con parrillas dignas de la reina de Inglaterra en sus dientes? Pues porque lo que vende son los rostros. Da igual el concepto detrás, lo importante es usar una cara conocida, una voz llamativa, un reflejo de éxito, libertad y poder para comunicar lo que viejos cuervos, con aún más poder, pero un rostro aguileño, desdentado y corrupto, quieren que nosotros, los humildes miembros de la peble, hagamos con nuestra vida.

 

Pero volviendo al caso que nos atañe. Zamorano merece una lagrima de parte de todos nosotros. El recibió dinero por hacer una campaña pública. Así como un Benjamín Vicuña es pagado por aparecer hablando de tecnología de una empresa mayor. Imaginense si esos computadores comenzaran a provocar cortes de luz. Esa más o menos es la analogía, pero provocando un problema a más de 4 millones de Chilenos (no digo 5 ni 6, porque claro, hay algunos que les da igual).

 

¿Solución? Haber creado una campaña inteligente. Haber dado al pueblo no un grupo de comerciales en los cuales se hablaba de lo sencillo y bueno que sería el transantiago. Nada de hablar de lo rápido que llegaríamos a nuestros hogares. Nada de hablar del desarrollo y el avance porque, seamos francos, da igual el avance si nos tienen 3 horas en la calle.

 

Nos pintaron todo color de rosas y peor aún, lo dijo un rostro en el que todos confiabamos. El comercial debía haber usado SI O SI el rostro de Iván Zamorano, pero el discurso debió haber sido algo así: “Santiaguinos, es hora de hacer un cambio. Nuestra ciudad lo necesita. Es hora de bajar la delincuencia, el miedo, la incomodidad y provocar que Santiago de el paso que necesita. Debo decirles que será dificil. Probablemente habrá que esforzarse, salir antes de nuestros hogares.

 

Tendremos que aprender a respetarnos, a prestar atención a lo que necesita el de al lado. Tendremos que vernos presionados y complicados por unas semanas o quizas meses para que el ritmo de nuestra bella capital se adapte a lo que nos espera. Así como muchas veces tuve que hacer lo imposible por llegar a la cima, es hora de que todos juntos, hagamos el esfuerzo necesario para avanzar. Subamosnos juntos a esta nueva aventura y logremos cambiarle el rostro a nuestra capital.”

Miiishe…. me hubieran dicho eso antes.

Anuncios

15 comentarios

  1. Sin duda que la imagen de Zamorano heredó los atributos del servicio. Yo no derramaría una lágrima, pues estos malos ratos y riesgos estaban contemplados en el precio que cobró por participar en la campaña.
    El impacto es diferente al de la multitienda, pues estamos hablando de un servicio público y básico, de bien común.

    Con el guión que sugieres sin duda que la percepción de la gente sería distinta…


  2. Bueno, primero que todo creo que uno tiene que hacerse responsable de las decisiones que toma y de los compromisos que asume. Después de escuchar las declaraciones de Zamorano ayer, creo que él ya lo hizo. Su problema fue que “pecó de ingenuo”, o sea… yo ni aunque me hubieran prometido un sueldo similar al del Conservador de Bienes Raíces me prestaba para respaldar una campaña del Gobierno.

    De todas formas, creo que esta campaña es difícil que se hubiera podido hacer con un enfoque distinto. Difícil, porque ni siquiera los que idearon este sistemita de transporte tienen claro como funciona y qué efectos tiene cada solución parche que le hacen. Acá nuevamente se aplica el chilenismo de “en el camino se arregla la carga”, pero si por lo menos supieran como están repartidos los santiaguinos en las distintas comunas, al menos la repartija de buses habría sido un poco más inteligente. A veces pienso que estos en verdad no tienen idea como se compone el país que tratan de gobernar.

    Saludos don Nacho, y para Zamorano también, jajaja.


  3. A Zamorano, yo, no le creo una sola palabra. Resulta que ahora todos los demás tienen la culpa del mal negocio que hizo. Todos los tratos tienen riesgos, y el carretón de dinero que le pagaron los cubría. Bam-Bam ya arruinó su imagen. Ahora, en vez de embarrar más el Transantiago, debería salir a ayudar a la gente. Así se arregla la imagen y no con una pataleta de niño mimado.

    PD: Todavía estoy esperando que él salga a usar el Transantiago a las 6 de la mañana como lo prometió a un canal de TV.


  4. Te hubieran contratado a ti mejor Nacho… Pero buen… no todos son tan astutos, quizá te hubieran tenido que pagar más.

    Por otro lado, tienes mucha razón, la gente necesita la verdad y sentirse involucrados en este tipo de proyectos, a nivel empresarial este concepto es muy claro y es una de las prácticas más importantes por estos días.

    En todo caso el descargo de Zamorano ayer estuvo de lujo, sobre todo cuando insinuó que ni siquiera le han pagado todo, capaz que hasta a él lo estafen.

    Suerte en Santiago 😀


  5. Primero que todo, bien sabemos de Zamorano su esmero por mantenerse vigente en los medios, dando que hablar vía distintas formas, las cuales innumerables veces le han reportado situaciones vergonzosas.

    No puedo estar mas de acuerdo con el señor Aaranda, en que este post sugiere e invita a sus lectores a percibir la problemática desde otra perspectiva.

    No obstante más allá de cómo se nos presenten ciertas situaciones, ello en ningún caso difiere de lo que normalmente utilizan como forma de SALVAVIDAS algunos medios masivos en nuestra sociedad…de hecho estamos acostumbrados, basta leer el mercurio que miente.

    Otro detalle importante a mi modo de ver las cosas, es lo que cita Daniela Allel. Es que el ya no es un niño y por ende debe responsabilizarse de toda decisión o proyecto que emprenda. Todo en la vida y así también en los negocios (porque no olvidemos que recibió una suma importante por ello) tienen su cuota de riesgo.

    Sin embargo y esto es importante recalcar, el señor zamorano no solo accedió en forma voluntaria a hacerse parte de este proyecto en términos publicitarios si no también, en varias oportunidades asumió ciertos roles de DEFENSA frente a los cuestionamientos y reparos a este innovador y revolucionario sistema de transporte como es el Transantiago.

    Atiendo que su situación personal no debe ser grata, como así también entiendo que los ingresos que ello le genero en su momento fueron bastante suculentos como para amargarse tanto.

    Me llama la atención como dice “HABER SIDO ENGAÑADO” por las autoridades…mas aludir al mismo sentimiento de millones de usuarios. Lo considero cómodo e inaceptable.

    Ahora tomando el ejemplo citado por CHEHADE sobre lo de VICUÑA. No me cabe duda alguna que, jamás de los jamases saldría a defender (posteriormente) la marca en cuestión y menos solicitarle a la gente que prenda el computador mas temprano o alejado de los niños y otras leseras. Esa es la gran diferencia en ser parte de una imagen publicitaria y otra muy distinta la de aval y defensor a dientes apretados de todas las problemáticas que ello genere.

    La gente no es tonta al menos en percibir bien la situación. Yo le recomendaría a Zamorano, primero que todo, cambiar sus asesores de imagen, segundo ser mas cuidadoso en sus comentarios y no involucrarse mas de lo que corresponde. Tercero no sé… donaría los fondos que me reportaron esta campaña a alguna institución que, no sea la de el… ¡claro¡

    Para que con ello, los afortunados destinatarios inviertan en un par de buses o camionetas para el traslado seguro y cómodo de niños o mayores que por falta de medios tengan que utilizar este medio brutal como es el transantiago.
    Seria notable y evidentemente Mejoraría su ya deteriorada imagen, ante los ciudadanos que le dieron su apoyo y respaldo.


  6. Creo que es el costo que paga una persona que vive de su imagen al punto de llamar a una conferencia de prensa para decirle a los medios que acaba de donar 300 pesos a una fundación.

    Zamorano desde su retiro (he incluso antes) siempre jugo con eso, y bueno, el inteligente y sabiendo que el chileno medio (target del Transantiago) es bruto corría el riesgo de quemarse.

    Hay que saber morir callado, no siempre se gana, y Zamoranoe sta vez perdió como nunca, más allá de los supuestos 300 millones, nadie lo mandó a meterse a ahi..lo hizo sólo.-

    Me sorprende como algunos opinan desde las pasiones por colores de equipo de futbol inclusive, así seguiremos siendo tercer mundistas.

    Cuídate.-


  7. Zamorano muestra una vez más que estaba más hecho para una cancha de futbol que para estar a cargo de proyectos o ser el rostro de uno de ellos. Por mi que se hubiera quedado callado, que se tragara las críticas y que hubiera mantenido la postura de defensa del plan, como lo hizo en las primeras semanas. Eso ultimo se llama coherencia. Saludos


  8. Creo que vamos todos en la misma linea con las opiniones.

    Pero quiero acotar algo a Cristobal:

    NO veo factible de ninguna manera que Zamorano se suba a una micro a las 6 am. No por mala onda de él, sino que si va a una población a subir con ellos, simplemente lo matan.

    Saludos a todos.


  9. me pregunto que extraña conexión sináptica le hace creer a la gente que Zamorano diseñó el transantiago y es él el responsable. tienes razón en cuanto la televisión simplifica las cosas, haciéndolas fácilmente digerible, somo unas sustancias de goma agar con colorante rojo 49. claro que la publicidad debe haber sido diferente, con alusión a los cambios, a una nueva forma de vivir la ciudad, con una forma de respetarnos, con educación de verdad. pero la gente le gusta el juego del monito mayor
    saludos


  10. Desde el inicio me he preguntado porque le hechan la culpa a él de todo… si solo fue el rostro de una campaña publicitaria, él no lo hizo andar ni nada por el estilo… aparte le pagaron por ser el rostro una muy buena suma de dinero… o sea todo negocios.

    Hoy miraba la tele después de su mea culpa que hizo ayer y la opinión de muchos habia cambiado… que son faciles de dar vuelta las personas… el mal del chileno.

    Saludos!


  11. Toda la razón. Zamorano debería haberse quedeado pateando pelotas, porque ahora su rostro le hincha las bolas a todos.

    Nadie quiere verlo ni en pintura y tal como dices Nachito, es simplemente por un mal uso de su imagen pública.

    Buena pagina! Adios!

    aa y otra cosa…

    Nachin, eres lo más rico que he visto en mi vida! Sobre todo con el gorro gris y esa chaqueta de cuero que usaste hoy! Aún quiero que me fumes entera. Saludos, te leeré mas.


  12. ohhh si, las cosas cambian si las dices de otro modo, o preparas el camino para lo que viene..
    aun asi me da mucha lata de que la gente sea Ciega, o no quiera ver mas alla de sus nariz, por que lo mas penoso de todo es que culpan al rostro televisivo de un plan de ingenieria que fracaso (o aun no se adecua) y no a los reales responsables, los cuales generaron esta situacion.
    me da rabia con la UDI por que “pide la cabeza” del ministro Espejo, siendo que ha sido el unico que ha dado la cara por una caga que el no se mando.
    me da rabia que el Sr lagos diga que el transantiago es responsabilidad de ESTE gobierno, siendo que fue el SU gobierno el que adjudico la licitacion a una consultora chanta que no hizo bien los calculos.
    estoy chata de que le “embolen la perdiz” a la gente..con weas superfulas como que zamorano se merece o no los tomates, y que la pamela jiles diga que el debe devolver la plata que le pagaron… que onda!!!, el hizo el trabajo que le pidieron, y que le paguen por lo que hizo.
    si transantiago no funciona es por culpa del ingeniero detras que se tupio con la HP, y se le truncaron los resultados.

    saludos… 😉


  13. Primero (y mas importante creo yo) ¿Marcel esta enfermo?? wow.. no lo conozco mucho, solo hable una vez por msn para que me dieran los datos sobre una campaña.. es re joven él. y se ve que es inquieto …
    Parece delicado lo que le paso, ojala mejore pronto y toda esa vitalidad que lo desborda lo acompañe por mucho tiempo mas.

    En cuanto a Zamorano, creo que la persona que le aconsejo firmar el contrato se dejo llevar por la cantidad de dinero que ganaria sin informarse de como funcionaria el sistema y si lo que Zamorano informaria a la población seria tan lindo como se contaba en los papeles.

    Dicen que el que mucho abarca, poco aprieta. En este caso no es exactamente el dicho mas apropiado, pero quizas la ambicion hizo que se precipitaran sin averiguar en que se metian, algo asi como “ir por lana y salir trasquilado”.


  14. Creo que Zamorano trató de imitar la conducta de los verdaderos responsables del problema, ocultándose y dando la cara muy tarde.

    Muchos reclamos de los primeros días eran “Dónde está Zamorano”

    Me parece que si Iván hubiese participado activamente durante esos días, quizás enfrentando parte de las dificultades de todos, hubiese sido mucho mejor. ¿Por qué creen que nadie ataca fuerte al subsecretario por ejemplo? Por que todos lo vemos con sus ojeras y a las 5 de la mañana tratando de solucionar temas.

    Al ministro le están dando como caja, pero recién hoy. Antes no le pasaba nada y ya va un mes. En cambio a Zamorano le dieron desde el primer día, simplemente por no aparecer.

    Un detalle… ayer estuvo de moda defender a Zamorano (en tv) y al día siguiente la moda fue atacar al ministro. Es curioso lo que hacen los políticos para ganar minutos ante las cámaras.


  15. Nelson, en serio nunca antes estuve tan de acuerdo con un comentario. Y si…los politicos con tal de cosechar riqueza (difusion) son capaces de hacer cualquier cosa… inclusive promeditar fuego amigo.

    salusods cordiales



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: