h1

El Piloto

julio 21, 2006

Súbete”, vamos rápido, pronto cerrarán, me dijo histérico mi primo… Abriéndome la puerta de su automóvil, (auto que por cierto nunca supe que tenía) era un hyundai modelo accent del año 97. (El que después supe era del hermano menor de mi padre)

Arranco el motor, acelero cual piloto de carreras en pits, ajustó su cinturón de seguridad…yo el mío (indescriptible la cara de velocidad del breas) embriago metió el cambio y salimos hechos una…Mierda, (la verdad no, mas parecíamos tortuga con epilepsia…lento y a saltos)

Pueda ser que la monja aún este ahí, dijo… el muy idiota que, sin darse cuenta iba con las luces apagadas en plena avenida, una de doble transito y que parecía boca de lobo de oscura.

Relájate le dije…llegaremos a tiempo, y por favor prende las luces que no quiero morir besándole el radiador a algún bus… ¡ah chutas! no me había dado cuenta (les dije que era un idiota)

Aún recuerdo cuando en las vacaciones de verano, a mi padre no se le ocurrió mejor idea que llevarlo a trabajar a la empresa.

Unos días…muy aburridos, siendo casi la hora de cierre se nos vino a la cabeza desconectar el automático de la luz, Pasarle una caja para rodamientos, algo de efectivo y mandarlo a comprar luz industrial (5 Kg.)

Él muy hábil como buen hijo de militar, partió raudamente a cumplir su encomendada misión, la que por cierto fue opacada bruscamente por mi padre que…
En la mitad de la cuadra le encontró y le consulto donde iba. (Nos metieron rimbombante luma)

¡Falta poco primo!… me dijo con cara de velocidad y un evidente estrés, (bueno era entendible no hace muchos minutos se llevo la impresión de su vida al ver a mi abuelo tirado muerto en el baño a raíz de un fulminante ataque cardiaco)

La idea de este grato viaje, era programar el traslado de la urna con el cuerpo de mi fallecido abuelo desde su casa hasta la capilla de la iglesia.

El aire empezó a ponerse algo denso dentro del auto, empecé a mirar por todos lados un tanto preocupado, pensé en un momento… que quizás donde el auto era viejo su escape pudiera estar filtrando gases al interior, sumado a las constantes aceleraciones sin cambio y frenadas bruscas de su piloto, esto podía ser perfectamente posible…¡pero no!

Producto de la prisa el estrés y la evidente poca destreza del piloto…Este siquiera se percato de retirar el freno de mano de vehículo, lo cual hacia que no solo el vehículo anduviera como tortuga con epilepsia, a saltos… si no también, producto del roce discriminado de este, producía una grata fragancia a ¡pelo quemado!

“primo” le dije… ¿quieres que nos incendiemos? Apuntándole la palanca de freno de mano, ¡xuxa! me dijo…y rió, pensé que lo había sacado…término por decir y siguió conduciendo sin la menor complicación.
…No se donde tengo la cabeza compadre, me respondió al cabo de un rato, (yo si sabia, de hecho este huevon jamás ha tenido “cerebro”), mientras recordaba otra broma que le gastamos en la empresa.

Era día de inventario…y llegamos a una serie de rodamientos que tenían bastantes años en las bodegas, producto de ello, el deterioro de los envases era evidente por el paso del tiempo, por ende los rodamientos habían perdido esa grasa de impermeabilización que traen, cosa que es solucionable dándoles un bañito ¡poco de aceite!…. ¡Pero no ¡ al bodeguero no se le ocurrió nada mejor que pasarle 5.00 pesos y mandarlo a la ferretería de la esquina a comprar dos kilos de “grasa en polvo” especial para rodamientos.

Cuando escuche al jefe de bodega decirle tamaña barbaridad…me escondí tras unas estanterías del fondo… casi llorando de la risa, por la brillante iniciativa del colega.

Nuevamente nuestro genial personaje, raudamente partió en esta misión, llevándose la sorpresa de su vida, ya que el vendedor de la ferretería reacciono muy mal frente a su curiosa compra, de hecho salio a paso acelerado de la ferretería por temor a unas buenas ¡nalgadas! gratuitas del funcionario de esta.

Al llegar a la iglesia nos bajamos rápidamente, entramos por una puerta lateral del recinto, caminamos por un pasillo largísimo hasta llegar a una casita en el interior alumbrada tenuemente por una ampolleta. Golpeamos la puerta y sale la monjita en cuestión…

Una vez descansados de poder cumplir con nuestro cometido, regresamos tranquilamente al auto, cuando de pronto el piloto se toma la cabeza y me mira diciendo, ¿No sacaste tu las llaves?

De vuelta en casa de mi abuelo, nos estacionamos, cerramos el auto con mucho cuidado de no dejar las llaves nuevamente adentro. Me agradeció por haberle acompañado, a lo cual respondí…amablemente diciendo ¡vale!…luego el se dirigió hasta donde mi tío (el dueño del auto) y le entrego las llaves…diciéndole, ahí esta tío, sano y salvo.

Fin.

Anuncios

20 comentarios

  1. Ja!, hace años una amiga se mandó el mismo numerito, y cruzó casi todo Santiago con el freno de mano puesto, esa historia no tuvo final feliz porque se le fundió el motor y el auto estaba recién comprado. Bueno, a ella siempre le pasaban cosas así, supongo que lo tomó como algo normal.
    Yo quería pensar que tu primo actuó de esa forma, producto de la tensión y todo eso, pero leyendo las otras anécdotas, asumo que también es parte de su forma de ser… ¿no es de familia cierto?, jajajaja. Sin golpes por favor.
    Un abrazo y te veo mañana.


  2. …si los “pasteles” como tu primo volarán…pasaría nublado.
    Salu2
    BJ.


  3. pero el remate fue genial weon!!

    sano y salvo jajhaaajaahajajha

    nos leemos


  4. Si… seguro… sano y salvo, pero mas gastado que… bueno ustedes saben… jajajaja

    Lo siento por tu abuelo, pero tu primo es como el padre primerizo al que a la señora le llegan las contracciones, toma las llaves del auto, las cosas de la madre, el bolso del futuro bebe y sale rajado, llega a la esquina y se da cuenta que se olvido de su esposa… jejeje

    Saludos mojados, esta lloviendo aca en la octava region de nuevo!!!


  5. Que aventura ese día … pues en momentos de tensión … en donde el tiempo corre más de prisa tendemos a actuar sin conciencia por lo que esta sucediendo en el momento …

    Te acuerdas cuando a nuestro hijo le dió convulsión febril y partimos soplado a la clínica y usted caballero a lo único que atinó fue a ponerse mi abrigo y andaba en pijamas … nos demoramos creo que 10 minutos … nos pasamos luces rojas … pero llegamos rapidísimo …

    Besitos mil ¡¡¡


  6. La mezcla de las historias que involucra a los mismos actores me parece fantastica.

    lamento lo de tu abuelo pero tu primo es el rey de los ……

    Cariños


  7. Jajajaja pffffff que heavyyyy.. bueno mas de alguna dvez dentro de los dias que maneje.. se me olvido sacar el freno de mano.. no digo yooo..

    Cariños Ex- amigo..


  8. Y yo que creía que gente como tu primo estaba en peligro de extinción, parece que no, jaja. Saludos


  9. Chuuuu….que especimen aquel, o sea por favor, ese weon no se puede bañar, sino capaz que se reproduzca….jajaja


  10. Chuuuu….que especimen aquel, o sea por favor, ese weon no se puede bañar, sino capaz que se reproduzca….jajaja


  11. Ja me reí mucho con el relato, tu primo es de ripley; pero se entiende ante el objetivo final y el trauma.
    Cuando recién manejaba, varias veces me mandé condoros similares, pero de más corta trayectoria
    salu2


  12. Uff! me costó seguir los diálogos y el relato. Escrito en una mezcla de “tipeo luego existo” y con alivio porque “familia sólo hay una”.

    Ánimo, terminaste la aventura a salvo al menos


  13. No quisiera terminar con esa neurosis manejando un auto, jeje.

    En momentos de mayor tensión, más se aprecia a las personas que saben mantener el control de la situación y no desesperarse.

    Saludos cordiales.


  14. Espero la genética tire, o si no, pobre de ti.

    Saludos.


  15. Pasteles como ese abundan por doquier…

    Admiro tu tranquilidad…

    Cariños
    0x0x0x0x
    LARomané


  16. Chucha..cero manejo de situaciones limites..cero concepto de inteligencia..si no confiara en ti..creería ciegamente que tu primo es en efecto uno de tus dos hermanos…por lo imbécil digo.-

    Cuando las situaciones son tensas en si nada peor que alguien que las ponga mas tensas.

    Sólo una observación, me dijiste que me reiría con la historia..solo me angustié.-

    Saludos cordiales y NO amables.-


  17. igual me rei con el relato..aunque sospecho que no era para la risa je je

    muchas gracias por tus palabras en el post anterior, me quede padentro..

    abrazos


  18. Pero a ver, puede que haya sido un descerebrado (igual fuerte reconocer que un pariente de sangre es leso, no ves que se pueden asumir cosas?), pero has de reconocer que te hizo pasar muy buenos ratooooos!!! Jajajaja!!! muchos saludos! Un gusto leerte. 😉


  19. Lo importante es que no pasó na!

    Pero todos nos pegamos algún numerito alguna vez!

    Saludos


  20. En lo personal, espero no repetir una situacion parecida, abrazos a todos ¡¡



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: