h1

Las Galletas

julio 4, 2006
Eran casi las 7 de la mañana, cuando me disponía a tomar el bus que me llevara a encontrarme con mi colega en Osorno.
Recuerdo que era invierno y hacia machismo frió. Mientras esperaba la postura del bus, me acerque a una cafetería…en donde compre un café, un paquete de galletas de soda y el diario del día.
Volví hasta el lugar en donde estaba y me senté, abrí el diario y mientras lo leía se sentó a mi lado un señor mayor quien también leía.
La sorpresa fue re grande, el paquete de galletas que había dejado a mi lado (entre el señor y yo) y que recién yo había abierto…empezó a vaciarse demasiado rápido ¡claro!” Cada vez que yo tomaba una galleta, el señor también tomaba una. (Ahí estaba la madre del cordero)

Seré re franco, sentí el deseo de ponerle el mejor de mis combos…ni ahí con que fuera mayor… el muy cara dura… Pero respire hondo, y me comí la rabia.
No pasaron muchos minutos hasta Cuando quedaba apenas una galleta, pensé: “¡ah…! ¿Que será lo que este cara dura ira hacer ahora?” Entonces el señor tranquilamente dividió la última galleta por la mitad, dejando la otra mitad para mí.
¡Ah! ¡Este huevon si que la cagò! ¡Me empezó a salir humo de las orejas de la rabia! Entonces cerré mi diario tome mis cosas y subí al bus y me olvide del tema.
Cuando me senté, confortablemente en un asiento, ya en el interior del bus, miro dentro de mi bolso de mano y para mi sorpresa, el paquete de galletas estaba allí…¡todavía intacto, cerradito! Que vergüenza….

El señor había compartido sus galletas sin sentirse remotamente molesto o indignado, mientras yo a punto de pegarle el mejor “tate quieto”, pensando que estaba el muy balsa se las estaba comiendo.

En fin…la verdad no fui capaz de pararme e ir hasta donde el señor y pedirle disculpas
Menos poner cara ni dar explicaciones. Tenía tanta vergüenza que ni siquiera fui capaz de girarme hacia el pasillo en donde estaba el gentil señor.

¿La moraleja del asunto?…se las dejo a ustedes mis queridos feligreses.

(Texto adaptado, desconocido el autor)
Anuncios

19 comentarios

  1. Ahi nos damos cuenta lo apegados que somos a las cosas materiales, y lo que nos cuesta compartir con otros, por otra parte pedir disculpas es dificil sobre todo cuando hay culpa de por medio.

    Cariños


  2. No te enseñaron a no ser egoista desde chiquitito??:p uyyy la plancha que debes haber sentido amigo mio al haber encontrado tu paquete de galletas en tu bolso.. Yo habría ido a regalarle mis galletas..
    Aunque el error cometido sea grandisimo, el pedir perdón o hacer una buena obra suple todos esos malestares propios de ser seres individuales ..

    Cariños!!


  3. Ya habia leido esta fabula con moraleja antes, y al volverla a leer me vuelve a dar verguenza de lo injustos y egoistas que somos a veces, que no somos capaces de ver mas alla de nuestras narices.
    Que este post no se nos olvide, grax por hacelo llegar a nosotros.

    Saludos de una jeepera 4×4… jijiji


  4. oooooooooooohhhhhhhhh.. pero como?? podria haerle dicho alguna cosita, lo mas dignamente posible, cosa que no notara tu enorme verguenza, creo que yo habria preguntado ¿esas galletas son suyas o mias?… mm hay nose.. que verguenza¡¡¡¡
    Moraleja… creo que aprender a ser ams generoso y relajado como tu vecino de banco.


  5. Jajaja, con lo insegura que soy, antes de tomar ninguna galleta me habría asegurado mil veces de que eran las mías.
    No sé si moraleja, pero lo que me queda claro es que a veces actuamos en forma muy egoista, y cuando nos damos cuenta de la solidaridad para con nosotros de personas que ni nos conocen, claramente nos hace sentir muy insignificantes.
    Un abrazo.


  6. Hola Roberto; esta si que esta buenaaaaaa, sabes, a pesar de la personalidad que tengo (casi nula) en este tipo de situaciones, me hubiera acercado, le hubiera explicado que pensaba que eran mis galletas y le hubiera presentado mis excusas, ofreciendole las mías.

    Te entiendo la verguenza, debe ser para morirse, pero, pedir disculpas y explicar el error a mi me hubiera dejado tranquila.

    Muchos cariños

    María Paz


  7. Bueno… te pasó por pastel po!

    Esa es la moraleja de todo el asunto. Jejejeje

    Y pa la otra, aprende a pedir disculpas oh!

    jajajaa

    ps. que es “machismo frío”? xD


  8. Chuta…qué triste que hoy en día todos, no sólo tú, tengamos esa tendencia a pensar mal de los demás.
    Buena lección en todo caso.
    Y que bueno que el señor no te pegó un cornete, jaajaja.
    Abrazos y a ver si nos vemos el domingo 😉


  9. ja.
    No he venido a verte, porque he estado llena de pega y más encima escribes muy seguido que me pierdo… 😛

    Qué horrible tener que reconocer un error del cual uno es culpable… porque por lo menos en la situación que relatas, tú ardías en furia porque te sentías pasado a llevar y el hombre no se hizo ningún problema por lo que tú hacías. Es como que una devolución de monedas absoluta…

    Yo me hubiera muerto de plancha…

    No hagas con los demás lo que no quieres que hagan contigo… o haz con los demás, lo que tú harías en su misma situación.

    Un beso, chau
    Lore


  10. Creo que lo que cuentas demuestra el sentido de pertenencia que tenemos sobre los objetos. Al final, lo mío es mío y no es de nadie más. Ese pensamiento a veces nos limita, ya que nos cierra a la opción de ver al otro.

    Saludos.


  11. Igual como dijo la Daniela Superpoderosa más arriba, yo soy tan cuática que primero me hubiera cerciorado si eran o no mis galletas antes de empezar a comer…

    Y sí, yo también me indigno cuando me sacan mis cosas (de néctar de litro y medio que he traído a la oficina, me he tomado tres vasos…) a veces hay que aprender a compartir, porque uno nunca sabe cuándo la vida se puede dar vuelta, y nosotros necesitaremos la bondad de alguien que quiera compartir lo suyo…

    Buen tema de reflexión, como siempre.

    En todo caso, si me hubiera dado cuenta como tú, tb hubiera muerto piola… siempre digna, qué plancha dar explicaciones! A lo más, le habría hecho llegar piolamente el paquetito de galletas con un papelito de disculpas.

    Bye!

    Carola


  12. Jajajajajajajajaja
    Que plancha!!!

    Y él tan amable compartió la última sin poner ningún problema.

    Es una gran lección.

    Un abrazo.


  13. Creo que el asunto es que hay que evaluar todos los puntos de vista y probabilidades antes de llegar y tirar los caballos encima, no? Es una linda historia, la había leido por ahi… Saludos!


  14. Felicitaciones, estas nominado en los PIPOLZ BLOG AGÜARS.
    Puedes Votar en las Siguientes páginas:
    Mis Nuevos Aires
    Dany Space
    El Mundo de la Srta.Lee
    Lore Ortiz
    La Pagina®

    También puedes pegar este botón en tu blog:

    Puedes pedir el código HTML del botón de nominado al mail de los pipolzblogaguars@gmail.com


  15. Ufff..tamaña historia..moraleja..dificil encontrar una amigo mio…que te puedo decir…
    De repente que cuando uno menos espera..recibe lecciones increibles de generocidad…

    Un abrazo.-


  16. la moraleja es ke chucha ke so cagao won

    compra otro pakete de galletas po!!!

    cuanto mas unas 2 gambas

    nos leemos jaja


  17. déle galletas al caballero,, no sea manito de guagua!! jajaja
    Estimado: Estoy nominado en los Pipolz Blogs Awards por si quiere votar por mí… Un abrazo.
    os..


  18. Hummmm…..podrías haberla contado tal cual fue….una fábula con moraleja que circula hace bastante tiempo por internet.
    Este power point lo recibí hace tiempo y te deja una enseñanza divina y te lleva a hacer lo correcto.
    Chilenizaste muy bien esta fábula.
    Gran imaginación.
    Saludos.


  19. CTM!!! muero de vergüenza!!

    fácula chilenizada o no, más de alguna vez a todos nos ha pasado algo similar. Horror de lecciones q da la laif! xD



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: