h1

Rosas y Espinas

junio 23, 2006
Benjamín…mi hijo menor, corría feliz jugando por el jardín de sus abuelos.
Extendiendo su bracito… “Como si fuese un planeador” tocaba con sus pequeños dedos, todas y cada una de las hojas, rozando con sus alas, las nubes que encontraba en su trayecto.

El cuadro era hermoso…no solo por el entorno verde y colorido, más bien por su pequeña humanidad loca y sencilla, por poder vivir ¡yo! como padre… esta escena maravillosa.

Verle así…sanito y alegre, me enorgullece como padre, el haber luchado tanto contra sus constantes enfermedades… Tantas noches en desvelo, llantos, medicamentos qué finalmente más que mejorarlo…le restaban vuelo.

Momentos tan lindos como este, no son eternos… entre idas y venidas una buena espina encontró morada en su manita ¡claro! Los rosales son lindos, pero sus espinas muy dañinas.

Benjamín aun sigue corriendo por el jardín, pero no roza con sus alas ese gran rosal del centro. No le gusta… “es feo” y hace nanas… ¡dice!
Lo que no sabe, es que su vida entera, estará rodeado de flores y espinas. Las cuales tendrá que sortear una en una… en este vuelo constante que llamamos “vida”

“¿Cómo puede una flor tan bella venir de una planta rodeada de espinas tan afiladas?”

Así sucede con muchas personas. Dentro de cada alma hay una rosa: Son las cualidades dadas por la vida.

Dentro de cada alma tenemos también las espinas: Solo que falta que aparezcan nuestras rosas.

Muchos de nosotros nos miramos y vemos solo las espinas, los defectos. Nosotros nos desesperamos pensando que nada de bueno puede venir de nuestro interior.
Nos negamos a regar, a cultivar dentro de nosotros y consecuentemente, eso muere. Nunca percibimos nuestro gran potencial.

Algunas personas no ven la rosa dentro de ellas mismas. Por lo tanto alguien debe mostrárselas.

Uno de los mayores dones que una persona puede poseer es encontrar la rosa dentro de otras personas.

Mirar una persona y conocer sus verdaderas faltas. Aceptar a aquella persona en su vida, en cuanto a reconocer la belleza en su alma y ayudarla a percibir que ella puede superar sus aparentes imperfecciones.

Si nosotros mostramos a esas personas la rosa que está creciendo en su interior, ellas superarán sus propias espinas. Solo así ellas podrán ver abrirse sus rosas…
y nosotros…relegar nuestras propias espinas.

Anuncios

34 comentarios

  1. Sabes? siempre he visto el hecho de que las rosas, siendo una flor tan hermosa esté rodeada de espinas, como una forma de protección.. como la forma que todos de alguna forma u otra nos movemos por la vida.. protegiÉndonos de nuestro entorno.. para no sufrir.. pero nunca lo había mirado en el hecho qB7�經很多。


  2. No se porqué quede como anónimo!!
    Ahora si..

    Sabes? siempre he visto el hecho de que las rosas, siendo una flor tan hermosa esté rodeada de espinas, como una forma de protección.. como la forma en que todos de alguna forma u otra nos movemos en la vida.. protegiéndonos de nuestro entorno.. para no sufrir, pero nunca lo habia mirado como el hecho que todos tenemos nuestra rosa en el interior por más que tratemos de mostrar las espinas..
    Lindo.
    Y Lindo el Benja!
    Disfruten el fin de semana largo..
    Besotes enormes!!!


  3. Roberto: varias cosas.

    1º Tremendo relato, lleno de sentimientos. Felicitaciones!!!

    2º Te mando un babero, porque se nota que estás feliz, chocho y orgulloso de ser padre del Benja.

    3º Empezemos a trabajar en el proyecto conversado…

    Un abrazo


  4. Lindo post amigo mío, y una buena forma de hacernos ver que a veces nos tiramos nosotros mismo hacia abajo.
    A mí a pesar de todo lo chanta que puedo parecer a veces, me cuesta harto asumir mis cosas buenas, como que no me creo mucho el cuento y siempre ando dudando. Mis espinas las tengo re claritas, y trabajo dirario en que no claven tan fuerte.
    Considero que es súper importante aceptar a la gente con sus imperfecciones y sus cosas buenas, y por supuesto haciéndoles notar sus potenciales si no lo tienen claro.
    Un abrazote para ti y la Dany, que tengan un buen fin de semana largo.


  5. Pienso en la rosa, hermosa…frágil.
    La imagino sin espinas y veo a tu hijo, feliz corriendo en el jardín, de pronto la rosa desaparece, en su alegría y entusiasmo, él no ha medido su fuerza y la ha dañado.

    Supongo qe la vida funciona igual, muchas veces no somos concientes de fragilidad de quien tenemos a nuestro lado y podemos dañar aún sin quererlo, la rosa DEBE tener espinas para sobrevivir, así como nosotros aprendemos a adquirirlas con el tiempo, el problema es cuando nuestras espinas impiden mostrar esa rosa, cundo has adquirido tantas que ya ni uno mismo es capaz de ver más allá.

    Lindo post. Sí, quizás sea necesario que comencemos a tener conciencia de nuestras rosas.

    Salu2!!


  6. Hola….. vengo a saludarte y a agradecerte tu comentario en mi blog. …

    No sé, pero no puedo pensar mucho hoy…. será la rabia?, yo creo que si.

    Pero quería dejarte los agradecimientos por leer tan agresivas palabras y más encima comentar algo tan bello.


  7. Devolviendo la visita: Uf! Concuerdo con ale, al principio de los tiempo ninguno de nosotros traía espinas, esas las hemos adquirido con el tiempo, cuando nos dimos cuenta que necesitabamos poner barreras y defensas en contra de quienes (con o sin intencion) nos dañaban. Empezaron a crecer de a poco, a hacerse más fuertes, y un día cualquiera, te puedes dar cuenta de que ya nadie podrá acercarse. La solucion? Aun la tengo en estudio… Saludos, espero seguirte leyendo.


  8. Heeeeeeee, parecí como canuto con tanta reflexión, pero bien. Lindo lo de tu hijo, eso te lo envidio.

    Lo que yo me pregunto es por tu afán como de “predicador”. Siempre tus post tienen algo como de: si nos fijáramos en esto, o si hicieramos esto otros.

    ¿Qué onda,ah?

    Saludos y páselo chancho este finde.


  9. a mi me parece interesante un espacio de reflexión entre tanta porquería

    te felicito


  10. Que lindas líneas … me imaginé el Benjita en el jardín corriendo con esa alegría e inocencia que le irradia por los poros …

    A medida que vamos creciendo estas espinas nos confunden … se acentúan … nos duelen y se quedan en nosotros u otras las descubrimos … las trabajamos y logramos sacarlas de nuestra rosa … pero tambien nuestro entorno se encarga de recordártelas y nosotros tendemos a ocultar nuestra rosa para no salir lastimados … no es fácil pero debemos intentarlo …

    Cariños y besos mil ¡¡¡


  11. Weon…Excelente articulo..super bonito y cierto, pero hay algo que no me deja comentar con claridad..

    Xq chucha aparece tu cbox en mi blog?

    Un abrazo.-


  12. bueno no todos miran mas alla de sus narices

    un abrazo
    y siempre un gusto saber de ud.
    saludOs

    carmEn


  13. Bonita imagen. Entre colores, inocencia y aire fresco.
    Buen texto.

    pd: así como el asunto de la rosa y las espinas yo digo:

    Hasta el más ácido, tiene mermelada en su interior.

    Un beso.


  14. la verdad tanta rosa y tanta espina me deja un tanto confuso… La belleza y el dolor van muy de la mmano no crees??
    El estar sólo y sentir la única compañía de uno mismo no siempre es malo… De hecho en mi caso hoy en día hasta me agrada.
    Agradezco su visita.
    un abrazo.
    os..


  15. José Martí dice: Si tu frágil corazón hiere de espinas, piensa que salen entre espinas flores…

    Saludos a Benja!!


  16. Hola!!!
    creo q yo necesito una muy buena poda… y no es broma 😉
    Muy lindo lo q escribiste sobre tu hijo, lamentablemente tenemos que dejar q se pinchen para q puedan crecer.
    Saludos,… y te seguiré leyendo 😉


  17. Las rosas son bellas pero necesita de sus pespinas para protegerse de los malintencionados… eso ocurre con la gente que se entraga muy generosa a los demás… los aprovechadores sacan partido de su bondad y finalmente la ahogan, la marchitan… por eso es bueno tener algún tipo de resguardo ante mal intenciones de los demás… Así como podemos ser muy buenas personas, también podemos ser bastnate hirientes si queremos y eso hay que cuidarlo.

    Un beso, chau
    Lore

    PS. Muy lindas palabras.


  18. Bueno trata de proteger al Benja de las espinas lo más que puedas, luego el mismo buscará mecanismos de protección y protegerá a sus retoños, es la ley de la vida.
    Se nota que eres un gran papá
    un abrazo cariñoso


  19. Creo que siempre he tenido ese don extraño de poder ver a las personas más allá de lo que proyectan, y confiar en ellas … química le dicen, sensibilidad, etc… sin embargo, a veces eso también me aísla, porque las apariencias triunfan más en este mundo…

    Y yo.. soy más dada a mostrar mis espinas que la rosa, y cuando alguien la hace notar, yo me tiro hacia abajo…

    Qué extraña es la vida!

    Felicitaciones por ser un papá tan chocho… este texto chorrea amor paternal, y es bonito ver eso, cuando “lo común” es q los hombres oculten más sus sentimientos al respecto.

    Bye!

    Carola


  20. no hay cómo asegurar que el Benja no se clave sus manitos ni su corazón nuevamente en esta vida… protejerlo está bien… sólo hay que distingir la fina línea de la sobreprotección.

    Un abrazo ausente.


  21. Mis espinas son de protección, soy muy inseguro, sin embargo, hay veces que dejo ver mi rosa… aunque creo que se está marchitando de a poco… Yo siempre me tiro para abajo… sin embargo, trato de tirar para arriba a los que quiero… y espero que también me tiran para arriba… es complicado….


  22. siento mi rosa… que esta abriendose a la vida al aroma a la belleza al sabor al color al tacto … y tambien mis espinas que me han servido de protección, de defensa…
    me gusto tu reflexión…
    Un beso
    Paulina


  23. !Muchas gracias !

    Shlomit.


  24. Me acorte del Gran Cristian Bustos, el mejor Triatleta Chileno.
    Era muy enfermo cuando niño y un campeon cuando grande.
    Saludos,
    Crusoe.


  25. Trato de imaginar el sentimiento y no puedo por la razón de que no soy padre…está lejos de mi entendimiento.

    Recuerdo haber leído hace tiempo una historia del por qué las rosas tienen espinas…fue porque las mismas rosas le pidieron a Dios defensa ante el hecho que se las llevaban a todas. ¿No será que, a veces, por miedo mostramos lo peor de nosotros para espantar a los demás?

    Saludos.


  26. lo tendré en cuenta, mostrar mi rosa y no mis espinas.

    Buen consejo! aunque las espinas fueron hechas para proteger a la rosa.

    saludos

    Vale

    ah! y no hay rosas sin espinas tampoco.


  27. Muy dulce la descripción de tu hijo, yo soy de las que le huyen a la maternidad, por muchas razones que no vienen al caso. Pero la principal es que me gustan tanto los chicos y pienso que quién soy yo para decidir por otra persona.
    Soy un poco cobarde, me angustia la idea de poder ser yo la que directa o indirectamente pueda inflingir dolor a un ser tan vulnerable. Y por eso, admiro a los que se lanzan con valentía a esa aventura y mas si la gozan tanto como tu. Yo me quedo en el cómodo lugar de la tía buena jajajajajaja

    un beso

    y


  28. Sucede que, aveces, esas mismas espinas nos salvan de caer en aqeuello que tememos.

    Saludos!


  29. Hola mi querido amigo, fijate que las rosas de mi corazón las conozco, pero le temo demasiado a las espinas que le rodean.

    Me emocionó mucho el comienzo de tu post, cuando escribias de tu hijo. Esos pétalos de la rosa, salieron desde lo más produndo de tu corazón.

    Besos
    Tarí


  30. Que mejor que u rosal para ilustrar lo imperfectamente perfecto de la vida.

    Cariños
    x0x0x0x
    LaRomané


  31. Qué lindo lo que escribiste…
    Mi pequeño granito de arena es que creo que es mejor que cada uno tenga una vida así, con espinas. Así cuando llegas a la “rosa” de alguien, cuando realmente lo conoces sabes aprovecharlo aún más y te conviertes en una persona más agradecida de la vida, disfrutando cada pequeño detalle que se presente…


  32. Me emocionaste enormemente, hay un poema, no me acuerdo el autor, pero prometo buscarlo, que habla de las espinas de la rosas, y explica su existencia (y no es presisamente cultivo una rosa blanca…) . Nada más que decir, simplemente hermoso relato.
    Te Leo y te linkiare si no te molesta
    Besos


  33. Me emocionaste enormemente, hay un poema, no me acuerdo el autor, pero prometo buscarlo, que habla de las espinas de la rosas, y explica su existencia (y no es presisamente cultivo una rosa blanca…) . Nada más que decir, simplemente hermoso relato.
    Te Leo y te linkiare si no te molesta
    Besos


  34. De rosas y de espinas… casi me gusta que así sea, un defecto de mi formación supongo.

    Es curioso como las espinas de la vida te van haciendo mas fuerte, mas resistente, dispuesto a enfrentar la prueba siguiente… y justo cuando crees qe ya superaste todo, viene algo mas duro… y justo cuando crees que ya no puedes mas, das el siguiente paso y te das cuenta de que aun puedes mucho mas, y muchas veces ese paso extra, te da la solucion a ese camino cerrado.

    Mi pequeño aporte es que, no importa que hayan espinas, lo que importa es saber que todo lo podremos superar, aunque cause dolor, aunque nos haga sangrar… todo lo podremos superar.

    Lo unico que nos debe preocupar, es no volvernos insencibles en este proceso.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: