h1

Aquellas Palabras

mayo 24, 2006

Me resulta extraño pensar que alguna vez fui poco demostrativo, más bien mi patético actuar se basaba en la disfunción cerebral de estar siempre por un lado a la defensiva y por otro muy retraído. Creo que esto se hereda, ¡no es excusa!, todos somos responsables de nuestro actuar. Pero es cierto, es algo con lo cual se aprende a vivir, algo que me marco en demasía.
Después de algunos sucesos, he aprendido a exteriorizar más, a compartir mis estados de ánimo o al menos tratar de explicarlos. No quedarme en el absoluto silencio, hacerme el muy capaz y asumir una postura ridícula y soberbia, cual es hacerme creer yo mismo que puedo con todo, y que los demás no me aportarán nada que revierta esta sensación.

Nunca recibí de aquella persona un elogio, mas bien siempre criticas, de esas con las que no puedes vivir bien, agachando la cabeza y sintiéndote lo peor que pisa la tierra. Hoy siendo mas viejo, toque ese tema con él, la respuesta no se hizo esperar, “es parte de el aprendizaje, no felicitarte por lo que haces bien, sino mas bien enrostrarte lo que haces mal”. Que respuesta mas de mierda, siempre he pensado como hubiese sido mi vida con un poco mas de aprecio, de cariño y de esas palabras que todos alguna vez esperamos de ese ser que tanto nos importa.
Parece mentira, pero es en nuestro propio hogar donde acostumbramos ser mezquinos con las palabras de elogio. El padre o la madre salen bien de madrugada hacia el trabajo, retornando cansados a altas horas de la noche. Y cuando llegan añoras te abrasen y te digan, hola hijo como te fue hoy, te quiero, te extrañé…al contrario solo criticas y silencio.
Hoy no vengo a criticar nada, ¿quien soy verdad para hacerlo? Pero de alguna forma sentí que debía decirlo, me pase la vida esperando ese momento, ese mismo que hoy no me privo de hacérselo saber a mis hijos, no me canso de decírselos a cada instante a cada momento, ¡Que bueno ser tu padre! los quiero y los extraño, son tan importantes en mi vida, quizás como nada antes existió o existirá. ¡Qué poder tan grande tienen algunas palabras! ¡Y como pueden transformarnos el día y la vida!, ya sea en forma positiva o negativa. Tampoco se trata de alabar toda tontera, sino mas bien… Se trata de brindar un reconocimiento sincero a las personas por aquellas acciones, aparentemente sin relevancia, que son dignas de alabanza y que de alguna manera han tenido un gran peso para nosotros.
Hoy quiero ya aprender a dejar atrás tanta pena y usar ello como lo que no debo repetir en el futuro con nadie, considero que es el momento oportuno. ¡Que mejor que hacerlo hoy, mejor aún con nuestra propia familia. Aprender juntos el valor de una palabra bella, en el momento justo y preciso. No esperar que el tiempo pase y nos quedemos con este sentimiento amargo del esperar decir algo o peor aun esperar que te lo digan.
Yo quiero que se entienda cual humano soy y cual dependiente soy del cariño y afecto de las gentes que me rodean y son importantes en mi vida… esto no me hace sentir menos hombre, tampoco siento vergüenza, Me importa un comino pasar por mamòn, más no de hipócrita, egoísta o insensible.
“Una palabra hiere más profundamente que una espada”. Robert Burton
Anuncios

25 comentarios

  1. Bueno, este es un tema que me toca de cerca, pero que con el paso del tiempo ya lo veo más como una experiencia de vida en vez de algo que me haga sufrir.
    A mí igual me cuesta demostrar sentimientos (creo), pero me da la impresión que es por un tema de carácter más que por asuntos del pasado. Lo gracioso es que a veces la gente me importa más de lo que debiera, pero como no lo digo abiertamente sino que lo demuestro con acciones, como que pasa un poco desapercibido.
    Un abrazo amigo kaos, que igual está en capilla.


  2. Cada vez que existen peleas con los papás.. he escuchado.. cuando yo sea papá o mamá no cometeré los mismos errores.. es tan dificil no cometerlos!.. pero me parece genial que tu lo hagas con tus hijos.. decirles cuanto los amas.. en general no se si fue por la época pero los padres no acostumbraban mucho al expresar sus emociones.. de alguna forma uno se vuelve asi también y es dificil poder decir te quiero..

    Cariños amigo!!!

    PD: Y no me amenace!! mira que el que está en desventaja eres tú!


  3. Los papás de “antes” parece que acostumbraron a “criar” a los hijos a punta de amenazas o de exigencias de rendimiento académico por sobre inculcar valores reales, aparte de mostrar el ejemplo…

    Discuto con mi madre porque no sigo su patrón de madre con mi hija… es que no quiero ser como ella, quiero ser como yo soy… y le cuesta entender.
    No quiero que me enseñen a ser madre, pero sí tengo claro que el afecto y la confianza entre madre.padre e hijos es muy importante… no me gusta infundir terror en mi hija, no le veo el sentido… quiero que sepa que la quiero por sobretodo y se lo repito todos los días, lo más lindo de todo es que ella me dice que también me quiere…. voy a llorar…

    Un beso, chau
    Lore

    PS. Quizás escribí algo na’ que er, pero me salió del alma, sorry 🙂


  4. Amigazo….no puedo leer el post entero per me interesa el tema, ahí te posteo algo más profundo. Saludos!!!


  5. Me quedo con la reflexión de la frase final!

    Saludos


  6. Buen ost..ultimamente tu pagina esta tomando un giro bastante personal amigo mio..es bueno reflexionar de tanto en tanto.

    Un abrazo al ser pensante del clan.


  7. Hay palabras que matan , que hieren o te dan la vida…

    Siempre es mejor expresar lo que sentimos a las personas que nos rodean, que quedarnos con la sensación de no haber hablado a tiempo.
    Un saludo desde el norte verde.
    Chau


  8. Mi papa tuvo una crianza muy estricta y de cero muestras de cariño, él fue asi conmigo, pq soy la mayor, pero despues que vinieron los otros dos fue cambiando, y ahora siempre me dice lo mucho que me quiere y a parte de los actos me lo demuestra con palabras y gestos.


  9. Estás sacando todo lo que te ahoga, lo que te daña, eso es bueno, pero estás muy herido.
    Calma, no busques explicaciones ni las esperes.
    Deja en el camino lo que tanto te pesa, no tiene sentido seguir con ello (malos recuerdos, penas, amarguras).
    Llénate de aire fresco, de esa manera podrás generar, como un ventilador, cosas positivas en tus hijos, en tu familia, en tu vida.
    Te lo digo con mucho cariño y respeto.
    Estás aprendiendo a ser feliz.
    Un beso.


  10. pues esto me llega demaciado
    vivoen una familia demaciado conservadora y poco demostrativa
    y me molesta un poco esa forma de crianza
    mi hijo al vivir en este nucleo esta aprendiendo todas esas cosas de gritar cuando no obtienen lo que quieren de sembrar temor en vez de respeto
    por suerte queda poco

    gran post mi estimado


  11. Pues también conmigo ocurrió algo parecido a lo de la Morena. Fui el mayor por muchos años, entonces también finalmente soy una especie de “segundo Papa con mis hermanos” con toda la responsabilidad que ello implica.

    Con el tiempo fui cambiando desde un rol de “hijo-recluta” a uno mas de confianza, de amistad, pero sin perder siempre ese peso de responsabilidad.

    De ello rescato algo bueno (en realidad muchas cosas buenas, aunque algunas las habría dejado fuera), aprendí ciertos valores que se relacionan con la responsabilidad, la confianza, la rectitud, el que la palabra valga mas que la firma, entre otros tantos muy importantes.

    En términos generales, me siento agradecido de la familia que me toco, porque siempre me apoyo en todo, independiente de lo que fuera. Y sigue haciéndolo hasta hoy. También me siento agradecido de la formación que me entregó, lo único que cambiaría, es que en ciertos casos (sobretodo en los primeros tiempos) creo que no era necesario tanto rigor.

    Estos mismos valores quisiera transmitírselos a mis hijos, pero ojo, intento no descuidar los otros valores, los del amor, del cariño, la pertenencia mutua que tenemos, la libertad para tomar sus propias decisiones (en la medida que se van desarrollando), el apoyo incondicional, el estar siempre ahí, el juego entre nosotros, la amistad.

    Mi mayor complicación por ahora, es no perder el equilibrio entre la formación, la disciplina y las responsabilidades, frente a las demostraciones afectivas. En términos prácticos, formar y enseñar, sin que esos errores signifiquen un menoscabo como persona en ellos. No quiero hijos resentidos y dañados por mi intransigencia y mi rigor, sino hijos agradecidos por haberle dado “todas” las armas para formar ellos su propia vida. Ese es mi ideal, espero no perderme en el camino.


  12. PD: perdón por alargarme tanto… es que me toco este tema justo en un momento de reflexion de mi hacia mis pequeños hijos…


  13. Hay palabras que te pueden levantar y hay otrás que te pueden dejar por el suelo. Y siempre nos cuesta más decir aquellas que levantan a la persona lo cual definitivamente debemos cambiar.
    Salu2.


  14. Comparto la reflexión de varios hijos mayores que ya han posteado… lo divertido es que en mi caso como que me autoimpuse obligaciones, y mi carácter es como súper reservado… mi papá es distante como yo, pero mi mamá igual es pegote y me da lata cuando me da un abrazo y yo quedo con los brazos colgando sin saber qué hacer…

    Me ha costado un mundo de hecho aprender a mostrar mis sentimientos sin miedo con mi “este” … es como una vergüenza tan tonta que me invade…

    Aún no tengo hijos, pero creo que aún debo trabajar conmigo misma porque no me gustaría transmitirles una lejanía que no sería real… me pasa con mucha gente y no quiero q me pase con ellos.

    Gran tema…

    Saludos

    Carola


  15. Mi madre fue mi padre tambien … aunque siempre diga que no me hizo falta mi padre … ahora me doy cuenta que sí lo hizo … fuimos 3 mujeres mi abueli, mi mamá y yo ..durante muchos años y me sentí Feliz de tenerlas conmigo pero obviamente que hizo falta esa imagen paternal … de amigo … de protección … de seguridad … que me explicara tantas cosas que contigo he ido aprendiendo y cultivara la relación de padre e hija que no existe por lo tanto, no me duele ni la extraño porque nunca ha estado.

    Y sí tienes razón yo con mi madre he ido perdiendo eso de abrazarse o decirse Te Quiero mamá … pero de corazón me propuse acercarme más porque nuestras vidas estan algo separadas y han habido algunas situaciones que han ayudado tambien … pero como uno debe aprender de lo vivido yo trato de ser suuuuper demostrativa con mis niños … abrazarlos … acariciarlos … conversar … ganarme su confianza respetando sus espacios y eso en realidad nace espontáneamente y brota por los poros … pero tambien los educo y entrego hábitos …soy algo así como la bruja … y tú el entretenido … bien buena lo que me toca ¡¡¡

    Un besito …


  16. Lo importante es que sabes hacia donde vas, qué es lo que te hace daño y qué es lo que te hace feliz…Hoy ya grande puedes expresar tus sentimientos…que estos lleguen a las personas, tal cual los has hecho en este post…

    Un abrazo


  17. Hasta que no pasa algo que nos remueve el piso como que dejamos de lado el tema de decirnos las cosas de frente. Puedo decir que con mi madre, aunque nunca me he llevado mal, para nada, recién ahora existen más gestos de cariño y demostrativos. Debe ser porque ambos ya somos adultos y la relación ya es de mucha más amistad que en mi niñez.


  18. Me emocionó este post como no te puedes imaginar. Tuve la suerte de tener padres que me alentaron desde que nací. Y creo que uno se va creyendo que puede hacer las cosas bien. El estímulo es mucho más motivador que las críticas (aunque también las recibí cuando eran necesarias). Un abrazo y gracias por tu visita.


  19. trancas… siempre heredamos trancas de nuestros padres y dejaremos de herencia nuestras trancas a nuestros hijos… con cada generación deberían ser menos, pero es tan inevitable… pero corregir los errores de nuestros padres es lo mínimo que podemos hacer.

    te dejo un abrazo, amigo mio de mi 😉


  20. Mi querido amigo, lo más dificil de nuestro crecimiento es aprender a personarnos porque recién ahí estamos capacitados para perdonar a los demás. Al abrir tu corazón, ya es un gran paso hacia ese perdón. Y lo más importante, es que tú no caeras en los mismo, has comenzado a romper la cadena: Padres criticones – hijos criticones.

    Besos
    Tarí


  21. Quizás todos en algún momento de la vida somos así, la idea creo yo es no quedarse pegado, exteriorizar los sentimientos mas que signo de debilidad es signo de fortaleza.
    Gracias por visitar mi espacio
    Salu2


  22. Hola Roberto, están haciendo lo mismo que yo, dándoles a tus hijos el cariño, los abrazos y los besos que tal vez a ti te faltaron y eso es maravilloso. Por lo menos a mi me faltaron, y a eso dedico mi vida, a darles a ellas todo lo que yo no tuve y a no darles lo que tuve, gritos y descalificaciones.

    Un gran abrazo

    María Paz


  23. Me encantó tu post y también me gusta la honestidad extrema con que te expresas últimamente.
    Resilencia, esa es la clave
    cariños


  24. Very pretty design! Keep up the good work. Thanks.
    »


  25. Looks nice! Awesome content. Good job guys.
    »



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: