h1

Seguir Caminando.

mayo 6, 2006

A veces pienso que fue ayer cuando caminaba de mi colegio hacia mi casa, 15 años ya de eso… pensando siempre pensando y sonando ¿cuándo seria el día? En que no tendría que seguir caminando y haciendo día a día de mi vida algo tan monótono.
Siempre quise trabajar, de alguna forma comprendí que esa era mi labor de vida, sabia que estudiando la revolución francesa y otras tantas cosas que nos introducen a fuerza en el colegio, por muy importantes que sean, en definitiva no me servirían.
Pensaba en donde y cuando encontraría a esa mujer, que seria mi compañera, que diera cariño a mi vida, me ayudara con su humanidad a quitarme esta amargura tan grande. Pensaba en como serian mis hijos sus nombres e incluso imaginaba sus rostros, sus sonrisas, sus afectos.
Nuevamente atravesando el puente del arzobispo, el patrocinio me esperaba sin pausa en bellavista. El ritual semanal de la charla en la iglesia, el cantar de los pájaros que moraban en aquellos grandes árboles de la pileta del patio.
El consejo no pedido a mi profesor jefe, el frió viento de invierno y yo… pensando.
Los recreos me alegraban la vida, al sonar de aquel timbre roñoso, corría sin pausa hasta el segundo piso de la entrada, me refugiaba en la conversación profunda y humana del padre ALEJO ROA, un hombre mayor, entregado a su devoción más absoluta. Un hombre muy mayor y con una salud muy frágil. Sus palabras llenaban mi alma.
Recuerdo la vista desde la ventana, el cristo crucificado las imágenes de los santos, las palabras, las oraciones, san José.
Yo solo pensaba en vivir, hacer de mi vida algo verdaderamente relevante.
Pero Él, solo con su suave voz me decía insistentemente, déjale a dios tu destino, el tiene mucho para ti, el sabrá cuando es el momento preciso.
ALEJO ROA ya no estuvo mas, los pájaros dejaron de cantar, pasaron días e incluso semanas y nunca mas volví a cruzar el umbral del patrocinio, me perdía en recorridos estériles, pero libre y sin tiempo, buscando no se que, pero buscando. Recorrí muchas calles en soledad siempre pensando. Esperando el momento oportuno para gritar mí desesperanza y saciar mis ansias de comprensión y dicha.
Aquel día de junio, comenzaba con el chillido de la escalera de mi casa, era mi padre que subía hasta mi pieza para decirme que debía levantarme para ir al colegio.
Baje de forma rauda como siempre, la sorpresa fue impactante el no había subido la escalera… mas siquiera era la hora acostumbrada, mi casa se encontraba en desorden, las sillas del comedor entrelazadas como cadenas, se apostaban fuera del dormitorio de mis padres, nos habían robado todo. Con dificultad y mucho cuidado logre zafar las sillas de la puerta. Entré a la habitación y desperté a mi padre, el cual extrañado al verme, se levanto…me siguió y vio lo sucedido, tomo una silla y desconsolado se sentó… bajó la mirada se quedo así un par de minutos, y tomo mi mano. Todo era muy desolador, se habían llevado hasta mi bolso con todos los cuadernos y libros… ¿la verdad?… No me intereso. Camino al colegio, esta vez con mi padre en su auto, en silencio, esperé el momento oportuno, y llego, le hable, el escucho todo…se entristeció, Sorpresivamente cambio el rumbo, ese viraje nos llevo a su empresa… me llevo hasta los casilleros de sus empleados y sin mayor preámbulo me entregó un overol roñoso de color azul marino. Me entrego una escoba un paño y me invito a limpiar las dependencias, en un claro acto de lo que seria mi vida a contar de hoy. Nunca más volví a cruzar aquel pórtico del patrocinio, nunca más el ritual de la charla en la iglesia.
Ha pasado ya, tanto tiempo…he recorrido mucho, he limpiado demasiado, pero aún falta bastante. En el camino encontré a esa mujer, ella a su vez, me regalo tres hijos, más hermosos de lo que alguna vez soñé, un trabajo estable que sin mayores cosas me hace inmensamente feliz… todo aquello que alguna vez pensé.
Ahora debo terminar de escribir estas líneas, tengo prisa y… “ya es hora”.
Debo salir a caminar y así poder seguir pensando… preguntándome una y otra vez, que fue lo que ALEJO ROA quiso decirme… ¿que será eso que el destino tiene para mi?, ¿cuando será el día? ¿Hasta cuando tendré que seguir caminando?…

Yo soy una parte de todo aquello que he encontrado en mi camino”.
Alfred Tennyson (1809-1892) Poeta inglés.

Anuncios

28 comentarios

  1. Tu historia de vida me ha estremecido.

    Las respuestas a lo de Alejo, sólo las tienes tu.

    De todas maneras ya Dios te ha dado hermosos regalos para tu vida, una mujer valiosisima y tres retoños espectaculares


  2. Las veces en que he sentido ganas de mandar todo al diablo y sentarme un rato a mirar como la vida avanza sin mí, he escuchado esas mismas palabras que te decía el padre Alejo. No sé si estas provienen de mi ángel de la guarda, o quizás soy yo misma quien las pronuncia inconscientemente para darme ánimo otra vez y seguir adelante.

    A veces la vida es más complicada de lo quisiéramos, a veces nuestra etapa de niños nos deja más marcados de lo quisiéramos, pero también a veces la vida nos premia y nos permite conocer a gente maravillosa para que todo sea más llevadero. Eres un afortunado al haber conocido a la Dany y haber podido armar algo importante en común. Es eso mismo que me hace ver que siempre la vida nos tiene reservado algo así a todos, quizás en algunos casos se demora más en llegar pero aparece.

    Un abrazo Roberto.


  3. Bonito post amigo,
    ya lo habiamos conversado en el auto, pero suena distinto con la pausa que da letra al leerla.

    Toda una experiencia de como llegar a ser lo que uno quiere ser en la vida sin tener que seguir los conductos establecidos y considerados “correctos”

    Un abrazo.-


  4. Robertito.. hermoso lo que escribiste.. leí detenidamente cada palabra..
    Nuestra vida es un largo camino en que vivimos esperando que nos sucedan cosas.. y a ti te han pasado cosas maravillosas… pero siempre el camino es difícil para conseguirlas.. siempre hemos hablado que después de cada tormenta viene la calma.. y eso que hizo tu papá ese día contigo, en el que te llevó a su oficina , te puso un overol roñoso y te dió un paño para limpiar.. te hicieron ser la persona que eres hoy..

    Cariños Amigo!!


  5. Hola
    gracias por tu coment en mi blog
    me gusto tu post
    me gusto tu blog
    bonitos recuerdos tienes, pienso que jamas podremos saber cual es nuestro destino, creo que nos daremos cuenta despues

    bueno adios


  6. Y YO QUE … PENSE QUE NADIE ME ENTENDERIA…¿CURIOSO VERDAD?
    SALUDOS PARA TODOS ¡


  7. Para que veas que tienes amigos inteligentes también pues!

    :p


  8. Mas que inteligentes miga mia de MI,perceptivos ¡…es eso lo que realmente debi decir ¡
    un abrazo enorme para usted ¡


  9. “El caminante no tiene residencia fija . la calle es su suelo patrio. Por eso debe velar porque en su interior sea justo y firme.Lo desconocido es el destino del caminante.” Recorde las palabras del I chig, nuestro destino es ser felices…con lo desconocido..Saludos


  10. Que hermoso tu post, muy bello tu recuerdo y a la vez muy revelador, porque tu testimonio reafirma una teoría que tengo: Nosotros constructores de nuestro propio destino y hay que ser cautelosos con lo que pensameos. Los pensamientos son “forma”. El subconsciente no tiene sentido del humor – me explico – si estamos constamentemente pensando en algo determinado, algún día ese algo se cumple inevitablemente. Es por este motivo que muchas veces nos encontramos diciendo un: Y esto ¿para que lo quería?

    Un abrazo
    Tarí


  11. Ey muy buen blog…lo colocaré en el mio para seguir formando comunidad…

    Un abrazo


  12. Hermosas tus palabras, justo en estos días pensaba en mi destino, en que me depara el mañana, ¿voy por buen camino?, aún no lo se, solo me queda seguir caminando, hasta cuando Dios quiera.
    Un rayito de sol desde el norte verde.


  13. parece que la vida no nos entrega respuestas, sólo más preguntas.

    saludos!


  14. Roberto, hermoso post, bellas palabras que reflejan un mundo interior intenso, reflexiones buscando el por qué y el para qué, los caminos son extraños y difíciles a veces, recorrerlos junto a quien amas es una fortuna que hay que atesorar y a veces no hay que buscar tanto las respuestas afuera, a veces es sólo necesario mirar nuestro corazón.

    Cariños

    Yve


  15. Realmente te fuiste en la profunda.

    Y como siempre, vengo a arruinar la tónica de tus comentarios, jajaja.

    Sí, el marrrrdito está de vuelta.

    ¡Debo decir que te llegó el viejazo pues!

    Muahahah.

    Ya , tocando el tema en serio. Viejo, que explosión de ideas. Te volaste. O sea, un tema, pam, otro , pum. ¡Demonios! Creo que hiciste una muy buena extracción mental en tu post.

    En fin, gracias por los ánimos y el aprecio man. Se estima de sobremanera. Y nos estamos leyendo y tomando algo, jejeje.


  16. Buena reflexión , profunda y emotiva , me hizo recordar a Carlyle quien escribió “Dichoso el hombre que ha encontrado su tarea”. Saludos.


  17. Que bonita reflexion, como entender muchas veces que Dios sabe el momento para determinadas cosas de nuestra vida… uf!

    Saludos.-


  18. Pues yo tambien me siento asi a veces…como esperando saber cual es la revelacion final de mi destino, esperando que llegue ese momento… y a veces veo como va pasando la vida y ese momento no llega.

    Sabes?, me siento como un pendex de 18 años que esta jugando a ser grande, que toma decisiones (muchas veces acertadas), que habla, aconseja e instruye, que el resto sigue, influye, que importa, que es considerado maduro, confiable, conciente….pero sigo sintiendome pendejo, como esperando para que la vida me diga “ya, ahora eres grande”.

    En fin… que tontera nos baja a veces…


  19. Hola Roberto, ¿me sacaste del msn?, es que no apareces en mi lista.

    Un abrazo

    María Paz


  20. Hola, MARIA PAZ.
    la verdad es que he tenido problemas con MSN.
    estoy tratando de que me lo arreglen.
    Saludos ¡¡


  21. Caminar hsata que te sientas satisfecho, caminar disfrutando de lo vivido en el camino, de la gente que cruza su mirada y su vida con la tuya en algun momento de tu viaje (que tambien es un viaje para ellos) caminar sin mapas pero con objetivos, caminar para vivir, y no quedarse en la orilla mirando como pasa la vida.


  22. Siempre llegando a los post tarde 😛
    que identificada me sentí…yo aún sigo caminando…sin saber muy bien hacia dónde…realizando una y mil veces esos mismos cuetionamientos…preguntándome siempre ¿Dónde?¿Cuándo?¿Hasta cuándo?

    Me ha encantado este post.
    Salu2, un abrazo y mientras, yo sigo caminando, a veces más rápido, a veces más lento, pero sigo caminando.


  23. Uff, si supieras cuanto he caminado, y todavia no termino de caminar y hacerme las mismas preguntas que te hacias hace tanto tiempo. Sólo que yo no tengo respuestas, aún. Saludos


  24. Que lindo post … sé que el Padre Alejo cabo ondo en tí … y eso lo han logrado muy pocas personas … con su sabiduría y sencillez …
    Este es un camino interminable … que a veces se recorre rápido y otras con mucha dificultad … pero me siento feliz de ir junto a tí … además hemos dejado huellas … que mejor que nuestros hijos ¡¡¡
    El final solo Dios lo sabe ¡¡¡
    hasta el sol …

    Cariños …


  25. La última frase tiene la respuesta…

    Cariños y un gusto
    x0x0xx0
    LaRomané


  26. La última frase tiene la respuesta…

    Cariños y un gusto
    x0x0xx0
    LaRomané


  27. Me hiciste acordar a un profesor que tuve en la secundaria, se llamaba Carlos Vivas y el fue quien nos llevaba siempre al teatro a ver obras clásicas, nos hacía leer historia argentina (aclaro que el señor dictaba contabilidad). Son personas entrañables que sin duda nos marcaron.
    Saludos Roberto y precioso relato


  28. “Caminante, no hay camino…se hace camino al andar”. La gracia está, creo yo, en buscar lo distinto dentro de nuestro andar; nos damos cuenta de lo deparado por el Destino cuando ya está por tiempo en nosotros y, a pesar de ello, seguimos caminando hasta el último de nuestros días.

    Y en eso estoy…sabré con el paso de los años cuál es mi Destino. Por ahora, tratar de ser en consecuencia.

    Emotiva historia de tu parte.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: