h1

Nuestra Noche De Navidad

diciembre 26, 2005



Esta Navidad, me la tome muy en serio, me levante temprano ya que al igual que los anteriores, ese sábado debía trabajar. Una vez realizado ese turno, tipin 13 hrs., me dirigí con mi hija mayor (quien se turna con su hermano para venir a mi trabajo, para sentarse frente a algún computador y en una suerte de hipnotismo se pegan frente a la pantalla sin decir nada, hasta la hora de salida…

¿Me pregunto si será algo genético heredado de su padre?)
Con destino a la feria, (a la cual voy en forma enteramente voluntaria, esto para evitar comentarios de algunos facinerosos que me ven con ojos de Macabeo).
En donde en menos de 15 minutos, llene mis bolsas de toda suerte de vegetales y frutas, Con no otro objetivo de poder ajustarme a los tiempos premeditados con antelación y no posteriormente como en otras oportunidades andar a ultima hora haciendo compras fulminantes por algún tiempo mal administrado y peor aun tratando de encontrar algún lugar en donde adquirir cualquier cosa fregándome la misma vida, por mi idiota descuido y falta de minuciosidad. Por el simple hecho de recorrerme toda la maldita feria, ubicando al casero con el mejor precio, para ahorrarme no más de 300 pesos,
Y gastándome un valioso tiempo en una cruzada más bien idiota.

Lleno de bolsas, llegue a mi hogar, en donde me esperaba un rico almuerzo.
Me preocupe de dejar todo lo concerniente a la cena, descongelando y mientras mi esposa llevaba a mi hijo menor a su tuto post almuerzo acostumbrado, separe algunos vegetales para una vez llegados de la piscina, tener todo a mano y no incurrir en demoras, Lo que traería por consiguiente mi desesperación y mal genio,
Cagàndome el jodido día y toda la preparación de la cena.

Recuerdo que algunos años atrás, también me organicé para que todo lo que había meditado, se llevase a cabo sin ningún tipo de problemas, ¡monumental error, ¡ al estar en la cocina me di cuenta que mas de alguna cosa me había faltado comprar, literalmente me emputecí conmigo mismo, asumiendo una conducta ortodoxa ante el consuelo y opinión de mi pareja, cambiando el menú definitivo a un plato no mas atractivo que una colación de trabajo.

Para mí este día sin duda merecía todo mi cuidado, nada podía salir mal, ni menos faltar. Era la primera navidad en nuestra propia casa, después de muchos difíciles momentos y complicaciones, me sentía con la obligación como jefe de familia, de brindarles una navidad redondita y maravillosa, en una suerte de retribución por todo lo vivido, en fin Una clara muestra de lo importante que es para mí su felicidad

Mientras dejaba algunas cositas en el horno, aliñaba más de alguna ensalada, mi hija mayor con mucho cuidado preparaba la mesa, sin previa orden ni nada, absolutamente a su entera voluntad, ella sin duda aportaba su granito de arroz con una hermosa y simple mesa. Cosa que posteriormente fue terminada por su hermano menor quien para no ser menos en esta organización también se esmero en llevar algunos vasos, sillas y otras cositas también a su entera voluntad.
Mi esposa terminaba de arreglarse para aquella cena junto al menor de mis hijos.
Una vez todos sentados, cosa inusual en orden, muy bien vestidos y en silencio, mirándonos uno a uno, felices y dichosos por aquel momento, decidimos rezar por ello, dando la gracias y mas de algún deseo para lo venidero.
Sin mas que una tenue luz, al son de una bella melodía, disfrutamos nuestra primera cena, felices, sin penas en absoluta tranquilidad y esperanzados en que esta no terminara nunca… que será extensiva por siempre, juntos pase lo que pase.
Llegado el momento, le pedimos a mi hija mayor, llevara a dar un paseo a sus hermanos menores, muy pronto el viejito pascuero pasaría por nuestro árbol así que ellos debían salir cuanto antes.
Mi mujer fue a buscar algunos regalos por ahí escondidos, mientras yo tome unas cuantas velas, las que encendí y repartí por todo el entorno de aquel árbol, tome algunos regalos y los deposite en su base, otros los mas esperados por ellos, los deje en cada una de sus piezas, abrí sus ventanas deje las cortinas abiertas y uno que otro adorno en señal clara de que alguien había estado ahí.
Apagamos todas las luces dejando solo la tenue iluminación de poco más de 4 velas.
Salimos rápidamente del departamento al encuentro de los pequeños.
Al llegar nuevamente, abrí la puerta, los niños enmudecieron, la vista era francamente hermosa, era como mágico, mire a mi esposa y estaba muy emocionada no menos que yo. Los niños muy tímidamente entraron solo la luz de aquellas velas les guiaban hasta el árbol, el que al brillo de sus adornos por la luz de aquellas simples velas lo hacían verse sencillamente maravilloso como con vida.
Mi hija se acerco primero, y tomo los regalos, entregándolos a cada uno.
Era obvio que ninguno de los obsequios era de su completo agrado, sin embargo estaban contentos, un poco extrañados si, pero contentos.
Luego en clara suerte de actuación en complot con mi esposa, nos dijimos ¿Por qué las piezas de los niños están cerradas? A lo que Bastian raudamente se paro y observó, me tomo de la mano pidiéndome que le acompañara, tenia miedo algo había pasado el lo intuía, abrió la puerta de su dormitorio y en medio de su cama a oscuras estaba un pequeño viejito pascuero, el mismo que cuando salieron estaba en el living, apretó fuertemente mi mano caminando hacia el, me miro y dijo hay…algo detrás,
Se abalanzó sobre la cama y recogió dos cajas, diciéndome yo sabia que me traería algo mas yo sabía.
Posteriormente mi hija al ver ello, corrió a su pieza, corriendo la misma suerte de sorpresa. Estaban maravillados y muy confundidos por esta inexplicable experiencia.
Las luces aun seguían apagadas, tomamos algunas fotos, nos abrazados con mi mujer nos entregamos nuestros regalos y disfrutamos la alegría de aquella noche, juntos y en silencio, todo resulto como debía ser, creo haber cumplido y ellos también conmigo.
Después de tantos años, recobre aquel espíritu perdido en esta carrera materialista
En la cual el sentimiento y amor pasó al menos para nosotros a primer plano.
Lo demás… solo eso…
Demás.

A mi Esposa e Hijos, Con afecto y amor en agradecimiento por aquella Maravillosa Noche.

Anuncios

12 comentarios

  1. Detallado dia de navidad..bueno saber que lo pasaste bien y tranquilo pues Roberto.

    Oye, un abrazo grande y nosestamos viendo.-


  2. Que bello, bien por ti y por tu familia Roberto.
    Cariños
    Tarí


  3. Que lindas líneas tal como sucedió … aunque faltó algo jajaja …para mí tambien fue una Noche de Navidad muy especial por el espíritu que colmó la noche en nuestro hogar …y el recuerdo de mi mamy …
    un beso


  4. Asi que falto algo ah ?
    ya se que podria ser…
    me tirare a la piscina
    cara dura.

    ¡¡¡ chicos y chicas ( al estilo yerkopuchento)
    quieren saber,¿que regalo de la lista, aquella Recibi de mi esposa?

    si ?
    Tendran que leer los proximos articulos…
    Continuara…


  5. Noooo!!!, quiero saber ahora… porfis… jajaja.
    Antes que todo, millones de gracias por tus lindas palabras en mi blog.
    Sobre el relato, qué puedo decir… mientras leía imaginaba las caras de tus hijos viendo los regalos que les dejó el viejo pascuero. A pesar que el asunto de la maternidad no es tema aún para mí, cuando leo situaciones de este tipo, es inevitable pensar en cómo será cuando me llegue la hora.
    Espero que el 2006 esté lleno de cosas buenas para ustedes, y ojalá podamos brindar por eso en una nueva junta blogger.
    Muchos saludos Roberto!.


  6. Pucha cabrito!, me alegro mucho por ti y tu hermosa familia… fue inevitable recordar los esfuerzos de mis padres cuando yo era pequeña… y las cenas familiares con la tradición de comer pizza esa noche, no se cómo nació, pero lo hicimos así por varios años. Snif!, me emocioné…

    Un gran abrazo para ti y tu hermosa esposa, que tuve el agrado de conocer en el Liguria, espero la próxima poder conversar más con ustedes. Felicidades!


  7. estem amigo se comio una n en mi nick jajaja mientras no me saque la T too bien
    oye y recibiste todo todo lo que pediste??
    jajaj veo que tu hija fue la mas feliz
    un abrazo

    yo pedi un vedetto y no llego
    asi que too mal con el viejo guaton
    pero mi hijo estuvo re feliz ahora fabrica cohetes con bloques de lego jajaja
    ya migo cuidece y no se coma mas letras


  8. creo que se han puesto de acuerdo ultimamente para hacerme llorar… gracias por las palabras, de verdad espero que tu año empieze de lo mejor y termine mejor aun junto a tus hijos y la daniela… mandale mis saludos y espero que el año nuevo venga con mucha fuerza, y que no falte nada…
    te mando un beso,
    yop


  9. Me regalo un enorme reloj, elmismo que habia pedido.en esa cartita.
    y lo otro… ufff
    la mansa ni ke tremenda NOSHE WENA.
    ( jajajaj me han a pegar pero nimporta)


  10. jajaja yo quiero mi N de vuelta nomas no se haga el leso jajaja


  11. Roberto, de verdad sentí la emoción como si hubiese estado presente… debe ser que hoy ando media depre… y me imaginé lo que deben haber sentido tus hijos ante tremendo espectáculo… espero algún día tener una navidad como esa…

    Un abrazo!!


  12. Ah… si no es tan caótico el hombre como la vende!

    Muy feliz navidad hombre!

    Yo también pasé la mía con mi familia 😛



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: